El agu­tí, un pe­que­ño roe­dor que ayu­da a la re­ge­ne­ra­ción de la sel­va tro­pi­cal.

Geo - - GEONOTICIAS -

tro­pi­ca­les, jue­gan un im­por­tan­te pa­pel en la re­ge­ne­ra­ción de la sel­va tro­pi­cal, se­gún han des­cu­bier­to Pa­trick Jan­sen, del Smith­so­nian Tro­pi­cal Re­search Ins­ti­tu­te (Pa­na­má), y el bió­lo­go Mar­tin Wi­kels­ki, del ale­mán Ins­ti­tu­to Max Planck pa­ra Or­ni­to­lo­gía.

El mé­to­do uti­li­za­do fue bas­tan­te sin­gu­lar. Los in­ves­ti­ga­do­res co­lo­ca­ron trans­mi­so­res en mi­nia­tu­ra en 16 roe­do­res y más de 500 se­mi­llas de pal­ma, y du­ran­te un año ob­ser­va­ron sus tor­tuo­sos ca­mi­nos por la sel­va. Gra­cias a los ani­ma­les, el 85% de las se­mi­llas se ale­jó del ár­bol de ori­gen. En pro­me­dio, ca­da fru­to fue en­te­rra­do y des­en­te­rra­do ocho ve­ces y por ejem­pla­res dis­tin­tos que se los "ro­ban unos a otros". po­si­bi­li­dad de per­ma­ne­cer en la tie­rra y ger­mi­nar”, di­ce Wi­kels­ki, “y sa­le ga­nan­do la sel­va.”

Con sus ob­ser­va­cio­nes, los bió­lo­gos tam­bién so­lu­cio­na­ron un mis­te­rio de va­rios años de an­ti­güe­dad: en las re­gio­nes tro­pi­ca­les de Áfri­ca y Asia, se­mi­llas con un diá­me­tro de unos cua­tro cen­tí­me­tros sue­len ser dis­per­sa­das ex­clu­si­va­men­te por gran­des ma­mí­fe­ros a tra­vés de sus he­ces. Pe­ro en las sel­vas hú­me­das de Cen­troa­mé­ri­ca y Su­da­mé­ri­ca, esos ani­ma­les gran­des se ex­tin­guie­ron ha­ce ya 10.000 años, por lo que los ár­bo­les, en teo­ría, no po­drían ha­ber so­bre­vi­vi­do. Pe­ro al pa­re­cer, es­te pe­que­ño roe­dor con ten­den­cias clep­tó­ma­nas se en­car­gó de evi­tar­lo.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.