Un re­bel­de por la li­ber­tad

Geo - - GEOICONO -

Se lla­ma­ba An­drés Gar­cía de Bar­ga y Gó­mez de la Ser­na, pe­ro ha­bien­do na­ci­do el día del Cor­pus, adop­tó el nom­bre de es­ta festividad co­mo pseu­dó­ni­mo, de ahí que fue­ra co­no­ci­do co­mo Cor­pus Bar­ga (Ma­drid, 1887-Li­ma, 1975). Miem­bro de una fa­mi­lia de la al­ta bur­gue­sía ma­dri­le­ña, una ado­les­cen­cia re­bel­de y un mar­ca­do de­seo de jus­ti­cia le lle­va­ron pron­to a sim­pa­ti­zar con las ideas anar­quis­tas, lo que de­ge­ne­ró en pre­ci­pi­ta­das e in­ter­mi­ten­tes sa­li­das de Es­pa­ña. Tras aban­do­nar sus es­tu­dios de in­ge­nie­ría, vis­lum­bra en la es­cri­tu­ra su ver­da­de­ra vo­ca­ción. Dia­rios de ideo­lo­gía re­pu­bli­ca­na co­mo El In­tran­si­gen­te y El Ra­di­cal aco­ge­rán sus pri­me­ros es­cri­tos. Con ami­gos co­mo Pío Ba­ro­ja, Azo­rín y Va­lle-In­clán, fre­cuen­tó las ter­tu­lias li­te­ra­rias del Ma­drid del mo­men­to, in­clui­da la del cé­le­bre Pom­bo, aus­pi­cia­da por su so­brino Ramón Gó­mez de la Ser­na. En­via­do por el dia­rio El Im­par­cial a los fren­tes de ba­ta­lla eu­ro­peos, cu­brió des­de Pa­rís –don­de vi­vi­rá has­ta 1948– la Gran Gue­rra. En­tre 1910 y 1920 via­jó por Eu­ro­pa, en­vian­do cró­ni­cas a dis­tin­tos pe­rió­di­cos eu­ro­peos y ame­ri­ca­nos. Du­ran­te sus años en la ca­pi­tal fran­ce­sa en­ta­bló amis­tad con ar­tis­tas co­mo Pi­cas­so, Mo­di­glia­ni y Ro­din. Li­ga­do po­lí­ti­ca y sen­ti­men­tal­men­te a la Re­pú­bli­ca, la Gue­rra Ci­vil pro­pi­ció su mar­cha de­fi­ni­ti­va al exi­lio, cru­zan­do la fron­te­ra en com­pa­ñía del poe­ta An­to­nio Ma­cha­do. En 1948 se ins­ta­la en Li­ma (Pe­rú), don­de di­ri­gi­rá la Es­cue­la de Pe­rio­dis­mo de la Uni­ver­si­dad de San Mar­cos. Allí tam­bién es­cri­bi­rá los cua­tro vo­lú­me­nes de sus me­mo­rias Los pa­sos con­ta­dos. Nun­ca re­gre­só a Es­pa­ña.

G

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.