Con la guar­de­ría a cues­tas

Ma­chos de gas­te­ró­po­dos ma­ri­nos in­cu­ban hue­vos aje­nos.

Geo - - GEONOTICIAS -

Los gas­te­ró­po­dos ma­ri­nos tie­nen gran ten­den­cia a la pro­mis­cui­dad. Stephanie Ka­mel y Ri­chard Gros­berg, in­ves­ti­ga­do­res de la Uni­ver­si­dad de Ca­li­for­nia en Da­vis, des­cu­brie­ron que el ma­cho de la es­pe­cie me­xi­ca­na de gas­te­ró­po­do, So­le­nos­tei­ra ma­cros­pi­ra, se con­sa­gra a “in­cu­bar” los hue­vos, sin im­por­tar­le quién es el pa­dre de la fu­tu­ra cria­tu­ra.

Es­te in­só­li­to he­cho po­dría te­ner una ex­pli­ca­ción: en el há­bi­tat na­tu­ral del So­le­nos­te­ria. ma­cros­pi­ra es­ca­sean las ro­cas don­de las hem­bras de gas­te­ró­po­do acos­tum­bran a po­ner sus hue­vos. La du­ra con­cha de los ma­chos es el sus­ti­tu­ti­vo más cer­cano de una ro­ca, y los ma­chos no pue­den des­pren­der­se de los hue­vos ad­he­ri­dos a su ca­pa­ra­zón. Tam­po­co pue­den re­cha­zar hue­vos fe­cun­da­dos por otros in­di­vi­duos: an­tes de que la hem­bra se dis­pon­ga al apa­rea­mien­to, el ma­cho tie­ne que ha­cer­se car­go de las cáp­su­las de hue­vos y así se ve for­za­do a cui­dar de los de otros.

Fo­tos: Ed­win Ro­mán/Brown Uni­ver­sity; Rick Gros­berg

Ma­chos ba­jo una mon­ta­ña de hue­vos

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.