Tú­nel ha­cia la luz

Las ex­pe­rien­cias cer­ca­nas a la muer­te no son uni­ver­sa­les.

Geo - - GEOVISIÓN -

Con cier­ta fre­cuen­cia apa­re­cen re­la­tos de per­so­nas que es­tu­vie­ron bre­ve­men­te en el um­bral de la muer­te y vol­vie­ron a la vida. La ma­yo­ría de las ve­ces re­la­tan que ca­mi­na­ron por un tú­nel ha­cia una luz. O di­cen que su vida pa­só co­mo una pe­lí­cu­la por su men­te.

¿Son es­tas vi­ven­cias igua­les en to­do el mun­do? Pues no. En reali­dad, la for­ma de es­tas vi­sio­nes so­lo sue­le ser re­la­ti­va­men­te se­me­jan­te den­tro de una cul­tu­ra de­ter­mi­na­da, se­gún es­cri­be la ca­te­drá­ti­ca de li­te­ra­tu­ra Lau­ra Witt­man, de la Uni­ver­si­dad de Stan­ford (Es­ta­dos Uni­dos). En In­dia, al­gu­nos afec­ta­dos re­la­ta­ron que al­guien les le­yó su vida des­de las pá­gi­nas de un li­bro, ro­dea­dos por una se­rie de dei­da­des hin­dúes.

In­clu­so en la cul­tu­ra oc­ci­den­tal, las imá­ge­nes de las ex­pe­rien­cias cer­ca­nas a la muer­te no son cons­tan­tes: los re­la­tos so­bre el tú­nel de luz so­lo sur­gen cre­cien­te­men­te des­de los años cin­cuen­ta del si­glo pa­sa­do. An­tes, en 1892, Al­bert Heim, uno de los pa­dres de la in­ves­ti­ga­ción de las ex­pe­rien­cias cer­ca­nas a la muer­te, ha­bló de una vi­ven­cia to­tal­men­te dis­tin­ta: di­jo que le apa­re­cie­ron imá­ge­nes de un fu­ne­ral cuan­do él mis­mo es­tu­vo en el um­bral de la muer­te. El mo­vi­mien­to New Age de los años se­sen­ta y se­ten­ta dio ori­gen a re­la­tos de “otras di­men­sio­nes” y el “au­ra cor­po­ral”.

Lo que no se li­mi­ta a la cul­tu­ra oc­ci­den­tal, sino que es co­mún en to­do el mun­do, es la aso­cia­ción “os­cu­ro = mo­rir” y “cla­ro = vida (nue­va)”. Y ca­si to­das las ex­pe­rien­cias cer­ca­nas a la muer­te se des­cri­ben co­mo muy car­ga­das de sig­ni­fi­ca­do, tan­to que ape­nas es po­si­ble des­cri­bir­las con pa­la­bras.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.