El hom­bre en el es­pa­cio

El sen­ti­do de la orien­ta­ción de­pen­de de la tes­tos­te­ro­na.

Geo - - GEO NOTICIAS -

No to­dos los hom­bres se ma­ne­jan en un lu­gar des­co­no­ci­do me­jor que las mu­je­res. Pe­ro ellos ob­tie­nen me­jo­res re­sul­ta­dos que ellas en cuan­to a orien­ta­ción es­pa­cial.

La his­to­ria na­tu­ral tra­ta de ex­pli­car es­te he­cho con un ar­gu­men­to ba­la­dí: el hom­bre, en su eta­pa de ca­za­dor, re­co­rría ex­ten­sos te­rri­to­rios en bus­ca de pre­sas, mien­tras la mu­jer per­ma­ne­cía cer­ca de la ca­ver­na.

Va­rios ex­pe­ri­men­tos con es­pe­cies de roe­do­res de la fa­mi­lia de los ar­vi­co­li­nos (ra­tas de agua, to­pi­llos, etc.) con­fir­ma­ban es­ta teo­ría. Pe­ro prue­bas rea­li­za­das con otras mu­chas es­pe­cies han de­mos­tra­do aho­ra que el re­sul­ta­do de los en­sa­yos con ar­vi­co­li­nos no pue­de ge­ne­ra­li­zar­se. El úni­co fac­tor que in­flu­ye siem­pre en el sen­ti­do de la orien­ta­ción es la ele­va­da con­cen­tra­ción de tes­tos­te­ro­na en san­gre. Las ra­tas ma­cho cas­tra­das tie­nen más di­fi­cul­tad en orien­tar­se; y las mu­je­res tie­nen una ma­yor fa­ci­li­dad es­pa­cial du­ran­te la mens­trua­ción, cuan­do dis­mi­nu­ye su ni­vel de es­tró­ge­nos.

Por tan­to, la fa­ci­li­dad pa­ra ubi­car­se en el es­pa­cio no es una ven­ta­ja que ad­qui­rie­ron los hom­bres du­ran­te su eta­pa de ca­za­do­res, en el pa­sa­do re­mo­to, sino un efec­to se­cun­da­rio de la hor­mo­na res­pon­sa­ble de la di­fe­ren­cia­ción se­xual.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.