"La fun­ción prin­ci­pal del ar­te no es es­té­ti­ca, sino es­pi­ri­tual"

Con El maes­tro del Pra­do, su nue­va no­ve­la, el es­cri­tor quie­re des­per­tar una ac­ti­tud di­fe­ren­te an­te la pin­tu­ra y nos in­vi­ta a des­cu­brir su sen­ti­do tras­cen­den­te.

Geo - - GEOENTREVISTA -

Ja­vier Sie­rra en­car­na co­mo po­cos es­cri­to­res el eterno de­ba­te en­tre best se­ller y li­te­ra­tu­ra, en­tre el éxi­to de ven­tas y la esen­cia li­te­ra­ria. Él, que ha ven­di­do mi­llo­nes de ejem­pla­res en to­do el mun­do, que lle­gó al numero dos de los más vendidos en la lis­ta pro­fe­sio­nal Pu­blis­her Weekly y es­tu­vo ocho se­ma­nas en el Top Ten de The New York Ti­mes (2006), aún pa­re­ce te­ner que jus­ti­fi­car por qué es­cri­be so­bre lo que es­cri­be, por qué cree –co­mo afir­ma el es­cri­tor Cé­sar Ai­ra– que el best se­ller no aten­ta con­tra la cul­tu­ra.

Sor­pren­de que des­de la pri­me­ra pá­gi­na de su li­bro se vea us­ted obli­ga­do a jus­ti­fi­car la li­te­ra­tu­ra que ha­ce. ¿Por qué? –Qui­zá sea al­go que he apren­di­do de mi pa­so por las li­bre­rías de los paí­ses an­glo­sa­jo­nes. Allí te ex­pli­can que no de­bes dar nun­ca na­da por sen­ta­do, que seas quien seas siem­pre de­bes pre­sen­tar­te otra vez y de­cir lo que ha­ces. Yo be­bo de ese es­pí­ri­tu y por eso vuel­vo a pre­sen­tar­me al lec­tor pa­ra de­cir­le por qué es­cri­bo lo que es­cri­bo. No es ma­lo. Al fi­nal des­cu­bres que mu­cha gen­te se acer­ca por pri­me­ra vez a tu obra. ¿Por qué en es­te país sos­pe­cha­mos de los li­bros y los autores que ven­den mu­cho? –Por nues­tra men­ta­li­dad ca­tó­li­ca. Aquí lo que ven­de siem­pre es sos­pe­cho­so, es al­go vin­cu­la­do al mer­ca­do. Y los mer­ca­dos, ya se sa­be, son el dia­blo. Es­to es así des­de la no­che de los tiem­pos. En la men­ta­li­dad pro­tes­tan­te es al con­tra­rio: lo que ven­de tie­ne que ser ne­ce­sa­ria­men­te bueno; de otro mo­do na­die lo com­pra­ría. Te­ne­mos el chip de que lo po­pu­lar tie­ne que ser ma­lo. Pe­ro es­to cam­bia­rá, de he­cho creo que ya lo es­tá ha­cien­do.

Si por best se­ller en­ten­de­mos el li­bro que ven­de bien y ven­de rá­pi­do, ¿es El maes­tro

del Pra­do un best se­ller? –Pa­re­ce que sí. Pe­ro es cu­rio­so, siem­pre tu­ve la sen­sa­ción de que no lo se­ría. El li­bro no tie­ne nin­guno de los com­po­nen­tes bá­si­cos de un best se­ller: no hay un ase­si­na­to, no hay un ro­bo en el museo... Por el con­tra­rio, es un li­bro in­ti­mis­ta, don­de se defiende a con­tra­co­rrien­te la te­sis que afir­ma que la fun­ción pri­mor­dial del ar­te no es es­té­ti­ca, sino es­pí­ri­tual. Es de­cir, sa­ber pa­ra qué se pin­ta­ba, si la pin­tu­ra ser­vía a al­gún pro­pó­si­to. Y sí, en la no­ve­la se ter­mi­na mos­tran­do que el ar­te tie­ne un sen­ti­do tras­cen­den­te. Y si no era un best se­ller, ¿qué pen­só que se­ría? –Un li­bro al que se pue­de ac­ce­der por dis­tin­tas puer­tas. Pue­des ha­cer­lo por la puer­ta del mis­te­rio o por la puer­ta del ar­te pe­ro tam­bién, por su­pues­to, pue­des en­trar en él atraí­do por la cu­rio­si­dad. Es­ta es la op­ción que a mí más me gus­ta.

La es­truc­tu­ra de su li­bro res­pon­de a lo que se lla­ma fac

tion. ¿Qué es eso exac­ta­men­te? –Es una mez­cla en­tre no­ve­la (por­que hay es­truc­tu­ra na­rra­ti-

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.