"Apren­de­mos mu­cho so­bre me­ce­nas, es­cue­las, es­truc­tu­ras... pe­ro muy po­co so­bre el es­pí­ri­tu de los ar­tis­tas. Al fi­nal, el ar­te es un re­fle­jo del al­ma"

Geo - - GEOENTREVISTA - Julián Due­ñas

va), en­sa­yo (por­que hay mu­cho de ar­te do­cu­men­ta­do) y un pun­to de au­to­bio­gra­fía (por­que el pro­ta­go­nis­ta soy yo). Es­ta com­bi­na­ción de ele­men­tos es muy ra­ra en la li­te­ra­tu­ra es­pa­ño­la, pe­ro no así en la an­glo­sa­jo­na, don­de exis­te una es­pe­cie de gé­ne­ro que mez­cla fic­ción y no fic­ción, es de­cir, una fic­cio­na­li­za­ción de los he­chos, que se co­no­ce co­mo fac­tion. Aquí no se uti­li­za por­que so­mos una cul­tu­ra de eti­que­tas rí­gi­das.

Y aún así lo uti­li­zó. –Sí. Aun­que el pro­ble­ma vino des­pués, cuan­do le en­tre­gué el li­bro al edi­tor. No sa­bían en qué ca­si­lle­ro ubi­car­lo. Al fi­nal op­ta­ron por una de­ci­sión que to­da­vía hoy me sor­pren­de: lo ca­li­fi­ca­ron co­mo "un Sie­rra".

Ja­vier Sie­rra co­mo mar- ca. ¿Pe­sa más el nom­bre que el con­te­ni­do? ¿Le preo­cu­pa? –Sí, me preo­cu­pa. Es cier­to que pue­de lle­gar un mo­men­to en el que un lec­tor se acer­ca a un au­tor más por su nom­bre que por sus li­bros, pe­ro es­to, en mi ca­so, le­jos de re­la­jar­me me obli­ga a es­tar a la al­tu­ra de lo que se es­pe­ra de mí. Por eso ten­go que de­jar­me la piel en ca­da tra­ba­jo. Por eso nun­ca ten­go fe­cha de en­tre­ga pa­ra mi pró­xi­mo li­bro.

¿Es su éxi­to pro­duc­to de una es­tra­te­gia de mar­ke­ting? –No, no lo creo. Pri­me­ro es el li­bro y lue­go la es­tra­te­gia de mar­ke­ting. Es cier­to que se ne­ce­si­ta una co­mu­ni­ca­ción efi­caz, y que no siem­pre se tie­ne pa­ra un buen li­bro. Pe­ro Dan Brown, an­tes del Có­di­go da Vin­ci, pu­bli­có tres no­ve­las que pa­sa­ron des- aper­ci­bi­das. Y lo mis­mo en mi ca­so an­tes de La ce­na se­cre­ta.

¿Qué po­de­mos apren­der le­yen­do El maes­tro del Pra­do? –Se pue­de apren­der a desa­rro­llar una ac­ti­tud di­fe­ren­te ha­cia la pin­tu­ra. Al en­trar en un museo arras­tra­mos nues­tra men­ta­li­dad con­su­mis­ta: hay que ver­lo to­do en un día. No nos de­te­ne­mos a re­fle­xio­nar so­bre el he­cho de que esas pin­tu­ras a ve­ces de­be­rían ser con­tem­pla­das du­ran­te años. Co­mo El jar­dín de las de­li­cias, un tríp­ti­co que se tar­dó diez años en pin­tar y que no pue­de en­ten­der­se en los 60 se­gun­dos que co­mo me­dia le de­di­ca un vi­si­tan­te. El maes­tro del Pra­do ex­pli­ca que tu apro­xi­ma­ción al ar­te es­tá vi­cia­da y que de­bes cam­biar­la, orien­tar­la y en­fo­car­la ha­cia la vi­sión del ar­te que tu­vie­ron los con­tem­po­rá­neos del pin­tor, que era a quie­nes es­ta­ba di­ri­gi­da la obra.

¿Qué hay de cier­to en la his­to­ria del li­bro? –To­do lo que cuen­to es­tá jus­ti­fi­ca­do. Por eso las no­tas al fi­nal. Con el li­bro que­ría re­lle­nar una la­gu­na en los es­tu­dios de Be­llas Ar­tes, muy in­flui­dos por la men­ta­li­dad ma­te­ria­lis­ta. Se nos en­se­ñan mu­chas co­sas so­bre la es­truc­tu­ra, la ma­te­ria, las es­cue­las, los me­ce­nas, pe­ro muy po­co so­bre el es­pí­ri­tu de los ar­tis­tas: en qué creían, qué leían... Al fi­nal, el ar­te es un re­fle­jo del al­ma.

¿Qué ve us­ted en el Pra­do que los de­más no ve­mos? –Re­la­cio­nes. No me fi­jo en co­sas re­bus­ca­das. Los gran­des se­cre­tos es­tán siem­pre a la vis­ta. G

EN­TRE­TE­NI­MIEN­TO DEN­TRO Y FUE­RA Las con­fe­ren­cias de Ja­vier Sie­rra re­sul­tan ca­si tan atrac­ti­vas y en­tre­te­ni­das co­mo sus li­bros. A la iz­da: du­ran­te la presentación oficial del li­bro en el Tea­tro Lara de Ma­drid, jun­to a Mi­guel Zu­ga­za, di­rec­tor del Museo del Pra­do; Car­men Cal­vo, ex­mi­nis­tra de Cul­tu­ra, y el pe­rio­dis­ta Iker Ji­mé­nez. Aba­jo: ro­da­je del

book­trai­ler en las sa­las de la pi­na­co­te­ca ma­dri­le­ña.

AFI­CIÓN SE­CRE­TA La ex­plo­ra­ción es­pa­cial es otra de las gran­des pa­sio­nes se­cre­tas de Ja­vier Sie­rra.

En el fu­tu­ro es po­si­ble que po­da­mos ver una obra en torno a ella. A la dcha: el

au­tor du­ran­te una vi­si­ta a Ca­bo Ken­nedy, Flo­ri­da.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.