Su­plan­ta­ción de iden­ti­dad

Geo - - GEO CINE -

Cuan­do un jo­ven apa­re­ce en Li­na­res (Jaén) en ex­tra­ñas cir­cuns­tan­cias, in­do­cu­men­ta­do y sen­si­ble­men­te des­orien­ta­do, la po­li­cía no sos­pe­cha que se en­fren­ta a uno de los ca­sos más sor­pren­den­tes y mis­te­rio­sos del mo­men­to. Du­ran­te su de­cla­ra­ción, el jo­ven, que tie­ne acen­to fran­cés pe­ro di­ce ser nor­te­ame­ri­cano, ex­pli­ca con ho­rror los de­ta­lles de su se­cues­tro. Sin em­bar­go, hay co­sas que no ter­mi­nan de en­ca­jar en su re­la­to... Así arranca El im­pos­tor, una pe­lí­cu­la do­cu­men­tal que re­crea los he­chos reales que ro­dea­ron la vida de Ni­cho­las Bar­clay, un ado­les­cen­te que des­apa­re­ció de su ca­sa en 1994 y del que nun­ca se lle­gó a co­no­cer el pa­ra­de­ro. El rea­li­za­dor Bart Lay­ton re­crea la in­ves­ti­ga­ción que se reali­zó so­bre el jo­ven im­pos­tor que se hi­zo pa­sar por el des­apa­re­ci­do Ni­cho­las, va­rios años des­pués de ocu­rri­do el su­ce­so. Lo más es­ca­lo­frian­te del ca­so es que la fa­mi­lia de Ni­cho­las, aún co­no­cien­do el en­ga­ño, aco­gió al fal­so hi­jo. ¿Qué ocu­rrió real­men­te con Ni­cho­las? Pre­gun­ta in­tere­san­te que el film no res­pon­de y que da pa­so a otros in­te­rro­gan­tes que ra­yan en el te­rror psi­co­ló­gi­co.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.