Pue­blos in­dí­ge­nas

Va­lles re­mo­tos, de­sier­tos in­fi­ni­tos, hie­los gla­cia­res y sel­vas de ca­lor so­fo­can­te: el hom­bre ha si­do ca­paz de adap­tar­se a los há­bi­tats más du­ros de la na­tu­ra­le­za. Via­ja­mos al co­ra­zón de al­gu­nos pue­blos re­mo­tos, que aún con­ser­van for­mas de vi­da y tra­di­cion

Geo - - SUMARIO NOVIEMBRE - Fo­tos: Fo­tos: Bruno Zan­zot­te­ra

Con los ma­sai de Ke­nia, los bi­de­yats del Sáhara, los que­chua de Pe­rú...

Ma­sai

En el al­ti­plano del la­go Tur­ka­na, en KE­NIA, la fuer­te bri­sa agi­ta los ro­pa­jes de los ma­sai. Co­mo sus an­te­pa­sa­dos ha­ce si­glos, mu­chos lle­van una vi­da se­mi­nó­ma­da en una zo­na de Áfri­ca frac­tu­ra­da por el Gran Va­lle del Rift ha­ce millones de años. El país tie­ne una am­pli­tud épi­ca que, sin em­bar­go, no pa­re­ce lo su­fi­cien­te­men­te gran­de: los con­flic­tos por las tie­rras de pas­to pa­ra el ga­na­do se repiten re­gu­lar­men­te en las re­ser­vas na­tu­ra­les, co­mo el Se­ren­gue­ti.

Zans­kar

Po­cos va­lles del mun­do se al­zan a más al­ti­tud que Zans­kar, en la re­gión de La­dakh, al nor­te de la IN­DIA. Es­tá si­tua­do a 4.000 me­tros so­bre el ni­vel del mar, cer­ca de los hie­los per­pe­tuos de las cum­bres del Hi­ma­la­ya. El bu­dis­mo del ve­cino Tí­bet ha ejer­ci­do una fuer­te in­fluen­cia en su len­gua y cul­tu­ra. La po­bla­ción de Leh –ca­pi­tal de La­dakh– ce­le­bra el ri­to bu­dis­ta de Go­chak, de acuer­do con el ca­len­da­rio lu­nar ti­be­tano.

Bi­de­yat

No hay ca­rre­te­ras ni pis­tas que lle­ven al Guel­ta d‘Ar­chei. Quien quie­ra ac­ce­der des­de la ca­pi­tal del CHAD, Ya­me­na, a es­te oa­sis en el no­res­te del país, ne­ce­si­ta­rá cua­tro días de via­je en un to­do­te­rreno y la orien­ta­ción de un buen guía. Los bi­de­yat, clan de pas­to­res se­mi­nó­ma­das, lle­van a sus dro­me­da­rios a abre­var a es­te la­go ocul­to tras un ca­ñón es­car­pa­do en la me­se­ta de En­ne­di. Es el úni­co lu­gar en ki­ló­me­tros a la re­don­da don­de hay agua.

Que­chua

Dos mu­je­res se pro­te­gen del agua­nie­ve a 4.600 me­tros de al­ti­tud en la cor­di­lle­ra de los An­des, en PE­RÚ. Su destino: el fes­ti­val Es­tre­lla de Nie­ve, que en len­gua que­chua se lla­ma Quy­llur Rit´i. Un san­tua­rio reúne ca­da año a cien­tos de fa­mi­lias que atra­vie­san des­fi­la­de­ros em­pi­na­dos pa­ra ce­le­brar la fas­tuo­sa fies­ta en la me­se­ta de Si­na­ka­ra. Al­gu­nos es­tu­dio­sos ven el ori­gen de la tra­di­ción en el ca­to­li­cis­mo; otros, en las creen­cias que­chuas.

Ya­li

Po­cas tri­bus vi­ven tan ais­la­das co­mo los cer­ca de 15.000 ya­li que ha­bi­tan la me­se­ta de la pro­vin­cia de Pa­púa, en IN­DO­NE­SIA. Aun­que los mi­sio­ne­ros tra­je­ron el cris­tia­nis­mo a es­tas tie­rras abrup­tas, y eli­mi­na­ron mu­chas tra­di­cio­nes –por ejem­plo, el cul­to a los an­ces­tros y los ri­tua­les de gue­rra–, los ya­li con­ser­van su len­gua y tam­bién sus atuen­dos, co­mo es­ta pie­za con la que se cu­bren pa­ra pro­te­ger­se de la llu­via y que fa­bri­can con ho­jas de ba­na­ne­ros.

Hui­lli­ches

Es un ne­go­cio fa­ti­go­so y des­de ha­ce tiem­po ya na­die se en­ri­que­ce con él. Jun­to a la es­pu­ma de las olas que rom­pen en la cos­ta del Pa­cí­fi­co, en una pla­ya pe­dre­go­sa del ar­chi­pié­la­go de Chi­loé, una fa­mi­lia bus­ca oro. La ma­yor par­te de los ha­bi­tan­tes de las is­las fren­te al li­to­ral de CHI­LE son de la et­nia de los hui­lli­ches, más agri­cul­to­res y pes­ca­do­res que bus­ca­do­res de oro. Su len­gua, el ma­pu­che, la ha­blan hoy cer­ca de 400.000 per­so­nas.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.