el pen­sa­dor re­bel­de

Geo - - GEOICONO - Al­bert Ca­mus, G

De­fi­nió el si­glo XX co­mo el si­glo del mie­do, y con­si­de­ró que an­te las ti­ra­nías que do­mi­na­ban el mun­do no se po­día guar­dar si­len­cio ni man­te­ner­se neu­tral. Al­bert Ca­mus (1913-1960) se opu­so –en esa ace­le­ra­da hui­da ha­cia ade­lan­te que ter­mi­na­rá un frío mes de enero en la ca­rre­te­ra que con­du­ce a la lo­ca­li­dad de Le Pe­tit-Vi­lle­ble-vin– a to­dos los is­mos (mar­xis­mo, cris­tia­nis­mo, exis­ten­cia­lis­mo...), exal­tan­do su in­de­pen­den­cia ideo­ló­gi­ca en un mun­do y en un tiem­po don­de las ideo­lo­gías mar­ca­ban el pa­so. Ga­na­dor del premio No­bel de Li­te­ra­tu­ra en 1957, fue no­ve­lis­ta, dra­ma­tur­go, fi­ló­so­fo y en­sa­yis­ta, pe­ro an­te todo fue un re­bel­de. Hi­jo de una fa­mi­lia de co­lo­nos fran­ce­ses en Ar­ge­lia, Ca­mus empezó a es­cri­bir des­de muy jo­ven. En 1930 con­si­guió la li­cen­cia­tu­ra en Le­tras, es­tu­dios que ha­bía in­te­rrum­pi­do años atrás al con­traer la tu­bercu­losis. En 1937, tras ser ex­pul­sa­do del Par­ti­do Co­mu­nis­ta por su opo­si­ción al pac­to ger­mano-so­vié­ti­co, pu­bli­có su pri­mer tra­ba­jo: El re­vés y el de­re­cho. Un año más tar­de, ya en el dia­rio Al­gier-Re­pu­bli­cain, pu­bli­có su in­ves­ti­ga­ción La mi­se­ria de la Kaby­lia. El es­cri­to cau­só tal im­pac­to en la co­lo­nia que el Go­bierno le obli­gó a aban­do­nar Ar­ge­lia. Ins­ta­la­do en Pa­rís, tra­ba­jó pa­ra Pa­ris Soir. En 1942 pu­bli­có la no­ve­la El ex­tran­je­ro y el en­sa­yo El mi­to de Sí­si­fo, dos de sus obras más co­no­ci­das. Du­ran­te la ocu­pa­ción ale­ma­na de la ca­pi­tal fran­ce­sa, se unió a la Re­sis­ten­cia y di­ri­gió el dia­rio Com­bat. Tras la gue­rra, en 1947, pu­bli­ca La pes­te, a la que se­gui­rán Los jus­tos y El hom­bre re­bel­de, obras que le au­pa­ron a los al­ta­res de la li­te­ra­tu­ra mun­dial.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.