Agua dul­ce

Cien­tí­fi­cos desa­rro­llan un mé­to­do eco­nó­mi­co de desa­li­ni­za­ción pa­ra po­ta­bi­li­zar el agua oceá­ni­ca.

Geo - - GEO VISIÓN -

Los pro­ce­di­mien­tos con­ven­cio­na­les de desa­li­ni­za­ción son com­ple­jos, ca­ros y con­su­men mu­cha ener­gía, pues exi­gen ca­len­tar el agua a al­tas tem­pe­ra­tu­ras. Los fil­tros de las mem­bra­nas que atra­pan la sal son muy sen­si­bles, se co­rroen y obs­tru­yen con fa­ci­li­dad. Ri­chard Crooks, in­ves­ti­ga­dor de la Uni­ver­si­dad de Te­xas, en Aus­tin (EE UU), y Ul­rich Ta­lla­rek, de la de Mar­burg (Ale­ma­nia), en­sa­yan un mé­to­do in­no­va­dor y más eco­nó­mi­co ba­sa­do en un pe­que­ño cam­po eléc­tri­co. La nue­va téc­ni­ca elec­tro­quí­mi­ca es­tá en fa­se de de­sa­rro­llo y ha crea­do un pro­to­ti­po del ta­ma­ño de un chip, com­pues­to de dos tu­bi­tos. En es­te sis­te­ma de mi­cro­ca­na­les una pe­que­ña des­car­ga eléc­tri­ca bas­ta pa­ra se­pa­rar el agua de la sal. La idea es fa­bri­car un apa­ra­to del ta­ma­ño de un dis­pen­sa­dor au­to­má­ti­co de be­bi­das que su­mi­nis­tre agua po­ta­ble a una pe­que­ña co­mu­ni­dad. Pe­ro el gran re­to es el por­cen­ta­je de sal que se eli­mi­na: pa­ra que el agua ma­ri­na sea ap­ta pa­ra el con­su­mo hu­mano de­be ser del 99%. Y el nue­vo mé­to­do so­lo lo­gra un 25%.

Millones de se­res hu­ma­nos tie­nen di­fi­cul­ta­des pa­ra ac­ce­der al agua po­ta­ble.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.