TRANS­PA­REN­CIA Y TÉC­NI­CA

Mu­chas in­no­va­cio­nes ve­lan por que se res­pe­te el mar­co le­gal.

Geo - - GEONOTICIAS -

La his­to­ria de Co­lom­bia es­tá mar­ca­da por las con­fron­ta­cio­nes vio­len­tas. Pe­ro la si­tua­ción eco­nó­mi­ca y po­lí­ti­ca se ha es­ta­bi­li­za­do en los úl­ti­mos años y los pro­ce­di­mien­tos le­ga­les de un Es­ta­do de de­re­cho han ex­pe­ri­men­ta­do un con­si­de­ra­ble desa­rro­llo. Tam­bién ha dis­mi­nui­do la ci­fra de de­li­tos do­lo­sos con­tra la vi­da. Ape­nas un ter­cio de las ac­cio­nes pu­ni­bles son de­li­tos con­tra la pro­pie­dad; el 22%, de­li­tos de ho­mi­ci­dio y con­tra la in­te­gri­dad cor­po­ral de las per­so­nas, y el 14%, de­li­tos por trá­fi­co de dro­gas.

El De­re­cho pe­nal co­lom­biano, que tie­ne raí­ces es­pa­ño­las, tam­bién es­tá in­flui­do por el De­re­cho pe­nal ita­liano y ca­da vez más por el alemán. To­dos los de­li­tos es­tán ti­pi­fi­ca­dos en el Có­di­go Pe­nal. La ma­yo­ría de edad

pe­nal se fi­ja en ca­tor­ce años. La pe­na de muer­te y la ca­de­na per­pe­tua es­tán prohi­bi­das por la Cons­ti­tu­ción: la pe­na má­xi­ma de

pri­sión as­cien­de a 60 años. Des­de 2004 es­tá im­plan­ta­do un nue­vo De­re­cho pro­ce­sal pe­nal ba­sa­do en el “prin­ci­pio de con­tra­dic­ción”. El procedimiento pe­nal es­cri­to, po­co trans­pa­ren­te y sus­ten­ta­do en el “prin­ci­pio in­qui­si­ti­vo”, fue abo­li­do. Hoy los pro­ce­sos son ora­les. Las in­fra­es­truc­tu­ras de la jus­ti­cia pe­nal se es­tán mo­der­ni­zan­do, so­bre to­do en las gran­des ciu­da­des, don­de vi­ve el 70% de la po­bla­ción. Mu­chos do­cu­men­tos se ar­chi­van en so­por­te di­gi­tal y los pro­ce­sos se gra­ban en ví­deo. Pe­ro la jus­ti­cia pe­nal no da abas­to, bien por­que la con­clu­sión de los pro­ce­di­mien­tos se de­mo­ra mu­cho, o por­que el Par­la­men­to crea cons­tan­te­men­te nue­vas fi­gu­ras de de­li­to. Tam­bién au­men­tan los ca­sos de vio­len­cia con­tra el per­so­nal de la ju­di­ca­tu­ra.

La ta­sa de en­car­ce­la­mien­to –249 per­so­nas por ca­da 100.000– se co­rres­pon­de con el pro­me­dio de la re­gión. La pro­por­ción de pre­sos pre­ven­ti­vos es ba­ja (31%), co­mo la ta­sa de so­bre­po­bla­ción car­ce­la­ria (155 %).

Co­lo­nia Pe­nal de Aca­cias, pro­vin­cia de Me­ta: los pre­sos se pre­pa­ran pa­ra im­par­tir clases. Por ca­da dos días co­mo pro­fe­so­res ob­tie­nen un día de re­duc­ción de la pe­na.

Car­ta­ge­na de In­dias: ca­so de ase­si­na­to, pe­ro el de­fen­sor y el fis­cal no com­pa­re­cen.

Cár­cel de mu­je­res, Car­ta­ge­na de In­dias: la cel­da pa­re­ce un cuar­to de ni­ñas. Una jo­ven de 20 años (iz­da) fue con­de­na­da a diez años de cár­cel por ser miem­bro de una ban­da de de­lin­cuen­tes; la otra, de 23, es­tá en pri­sión pre­ven­ti­va por ex­tor­sión.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.