Otra es­tra­te­gia pa­ra ofre­cer ayu­da

Geo - - GEONOTICIAS -

Co­mo guar­dia­na del De­re­cho In­ter­na­cio­nal, el Comité In­ter­na­cio­nal de la Cruz Ro­ja es una or­ga­ni­za­ción sin pa­ran­gón. Otra ins­ti­tu­ción le si­gue los pa­sos muy de cer­ca: Mé­di

cos Sin Fron­te­ras. Es­ta aso­cia­ción fue fun­da­da co­mo reac­ción a la pri­me­ra ca­tás­tro­fe hu­ma­ni­ta­ria des­pués del dra­ma de 1945: en ma­yo de 1967, la pro­vin­cia de Bia­fra, en el su­r­es­te de Ni­ge­ria, se de­cla­ra in­de­pen­dien­te. Se de­cre­ta el blo­queo eco­nó­mi­co so­bre el nue­vo Es­ta­do y la po­bla­ción mue­re de ham­bre. Se en­vían avio­nes con ayu­da ali­men­ta­ria, pe­ro en ca­da mi­sión se trans­por­tan tam­bién ar­mas pa­ra la zo­na del con­flic­to. Así, las in­ter­ven­cio­nes de ayu­da pro­lon­gan el su­fri­mien­to y pro­vo­can más muer­tes en Bia­fra. Un jo­ven mé­di­co fran­cés en­via­do al lu­gar de la ca­tás­tro­fe por el CICR pien­sa que guar­dar si­len­cio en una si­tua­ción así es un fra­ca­so mo­ral. “Nues­tro si­len­cio nos ha­ce cóm­pli­ces de las ma­tan­zas”, opi­na Ber­nard Kouch­ner y po­co tiem­po des­pués fun­da Mé­de­cins Sans

Fron­tiè­res. La ONG se con­ce­bi­rá a sí mis­ma co­mo un fru­to del ac­ti­vis­mo so­cial y ese mis­mo cri­te­rio pre­va­le­ce­rá has­ta hoy. Co­mo una suer­te de her­mano me­nor dís­co­lo del

CICR, Mé­di­cos Sin Fron­te­ras ope­ra por ini­cia­ti­va pro­pia, por ejem­plo, en Si­ria, en la zo­na con­tro­la­da por los re­bel­des, mien­tras el CICR for­ce­jea con el ré­gi­men del dic­ta­dor As­sad pa­ra ayu­dar a los ne­ce­si­ta­dos al otro la­do de la lí­nea, es de­cir, en te­rri­to­rio con­tro­la­do por el Es­ta­do. A ve­ces am­bas or­ga­ni­za­cio­nes acuer­dan coor­di­nar sus ac­cio­nes (ca­si siem­pre de for­ma se­cre­ta). Una co­sa es­tá cla­ra: am­bas es­tra­te­gias se com­ple­men­tan.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.