¿Pue­de la luz lu­nar al­te­rar el sue­ño?

Quien afir­ma pa­de­cer in­som­nio en las fa­ses de lu­na lle­na no an­da desa­ti­na­do. Re­cien­tes ex­pe­ri­men­tos han de­mos­tra­do una co­ne­xión cau­sa-efec­to.

Geo - - GEO NOTICIAS -

Ch­ris­tian Ca­jo­chen fue re­ser­va­do a la ho­ra de di­fun­dir sus re­sul­ta­dos pues te­mía que su repu­tación de es­pe­cia­lis­ta en ma­te­ria de sue­ño se vie­ra afec­ta­da. En el me­jor de los ca­sos, al­gu­nos de sus co­le­gas acep­tan que la ma­yor can­ti­dad de luz du­ran­te la lu­na lle­na pue­da te­ner al­gu­na in­fluen­cia; otros fac­to­res co­mo la gra­ve­dad o los “ra­yos aún des­co­no­ci­dos” no.

¿O se­rá que sí? El equi­po de Ca­jo­chen, de la Uni­ver­si­dad de Ba­si­lea (Suiza), hi­zo des­cu­bri­mien­tos sor­pren­den­tes bajo con­di­cio­nes muy con­tro­la­das de cons­tan­te pe- num­bra. Des­de cua­tro días an­tes y has­ta cua­tro días des­pués de la lu­na lle­na, los 33 par­ti­ci­pan­tes del ex­pe­ri­men­to tar­da­ron de me­dia cin­co mi­nu­tos más en dor­mir­se. Y su sue­ño fue más li­ge­ro y has­ta 20 mi­nu­tos más cor­to que otros días.

¿Por qué? La fluc­tuan­te fuer­za de atrac­ción de la lu­na mue­ve los mares, pe­ro en el cuer­po hu­mano no hay agua su­fi­cien­te co­mo pa­ra que ten­ga efec­to. Ca­jo­chen cree que el ser hu­mano tal vez dis­pon­ga de un “re­loj in­te­rior“que cons­ta­ta las fa­ses lu­na­res. Al­gu­nos ani­ma­les ma­ri­nos sí lo tie­nen pa­ra apro­ve­char las ma­reas cuan­do buscan co­mi­da. Tam­po­co se des­car­ta que los par­ti­ci­pan­tes del ex­pe­ri­men­to fue­ran ex­pues­tos a la luz lu­nar ca­mino del la­bo­ra­to­rio y que por eso dur­mie­ran peor.

La fuer­za de atrac­ción de la lu­na: tal vez ten­ga efec­to so­bre el cuer­po hu­mano.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.