¿POR QUÉ... LOS PE­CES NO PUE­DEN RES­PI­RAR FUE­RA DEL AGUA?

Geo - - GEO NOTICIAS -

Es ex­tra­ño que los pe­ces no pue­dan res­pi­rar fue­ra del agua. El mo­ti­vo es sor­pren­den­te. Cla­ro, no tie­nen pulmones co­mo los hu­ma­nos, sino bran­quias. Pe­ro “las bran­quias sí per­mi­ten ab­sor­ber oxí­geno del ai­re, y al­gu­nos pe­ces lo ha­cen si es ne­ce­sa­rio”, di­ce Jörn Geß­ner, in­ves­ti­ga­dor del alemán Ins­ti­tu­to Leib­niz de Eco­lo­gía Acuá­ti­ca y Pes­ca In­te­rior (es de­cir, flu­vial y la­cus­tre). En teo­ría, pa­ra los pe­ces se­ría un mé­to­do muy efi­cien­te, pues el ai­re que res­pi­ra­mos tie­ne mu­cho más oxí­geno que el agua. En­ton­ces, ¿por qué no lo ha­cen?

Tie­ne que ver con el he­cho de que los pe­ces, al es­tar en el agua, no so­lo ab­sor­ben oxí­geno a tra­vés de sus bran­quias, sino que tam­bién se des­ha­cen de pro­duc­tos fi­na­les del me­ta­bo­lis­mo, co­mo dió­xi­do de car­bono y amo­nia­co, que con­tie­ne ni­tró­geno. De es­ta ma­ne­ra, el pez res­pi­ra y ex­cre­ta si­mul­tá­nea­men­te, re­ge­ne­ran­do su san­gre y lim­pián­do­la al mis­mo tiem­po de re­si­duos.

En el ai­re, sin em­bar­go, el so­lu­ble amo­nia­co ape­nas pue­de sa­lir del cuer­po del pez a tra­vés de las bran­quias. Sa­le en can­ti­da­des tan li­mi­ta­das que aca­ba­ría in­to­xi­can­do al or­ga­nis­mo. Pe­ro nor­mal­men­te no se lle­ga a eso cuan­do un pez es­tá fue­ra del agua: los del­ga­dí­si­mos fi­la­men­tos bran­quia­les se se­can rá­pi­da­men­te cuan­do es­tán ex­pues­tos al ai­re. El in­ter­cam­bio ga­seo­so de oxí­geno y dió­xi­do de car­bono dis­mi­nu­ye a gran ve­lo­ci­dad. El pez se as­fi­xia.

Y si al­guien ar­gu­men­ta: “Pe­ro las an­gui­las ca­mi­nan por tie­rra. . .”, tie­ne ra­zón, pe­ro eso es otro can­tar: las an­gui­las son ca­pa­ces de abas­te­cer­se con oxí­geno a tra­vés de la piel du­ran­te al­gu­nas ho­ras si el am­bien­te es­tá lo su­fi­cien­te­men­te hú­me­do y fres­co. En­ton­ces eva­cúan el ni­tró­geno co­mo urea, igual que los ma­mí­fe­ros... pe­ro a tra­vés de bran­quias y mu­co­sas.

Fo­tos: li­fe on white/alamy; SI­mon Berg/plain­pic­tu­re

El ai­re no es el pro­ble­ma, pe­ro sí la se­que­dad.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.