¿QUÉ DI­CE LA LEY?

Geo - - PAÍSES -

El cul­ti­vo y la venta de dro­gas blan­das es­tán prohi­bi­dos en los Paí­ses Ba­jos. La úni­ca ex­cep­ción es­tá cons­ti­tui­da por los cer­ca de 600 cof­fee shops en to­do el país que, to­le­ra­dos por las res­pec­ti­vas ciu­da­des y mu­ni­ci­pios, pue­den ven­der can­na­bis –con­cre­ta­men­te, has­ta cin­co gra­mos por per­so­na y día– a clien­tes a par­tir de 18 años. Es­tar en po­se­sión de es­ta can­ti­dad tam­bién se to­le­ra en el ex­te­rior de los cof­fee shops; sin em­bar­go, no se to­le­ra el con­su­mo en ple­na ca­lle. La venta a tu­ris­tas ex­tran­je­ros es­tá prohi­bi­da en al­gu­nos mu­ni­ci­pios des­de 2012. Las pro­vi­sio­nes de can­na­bis en los cof­fee shops no pue­den su­pe­rar los 500 gra­mos. Lo pa­ra­dó­ji­co: tie­nen que acu­dir al mer­ca­do ne­gro pa­ra abas­te­cer­se, pues la ley les prohí­be la com­pra del pro­duc­to. La com­pra­ven­ta de ma­rihua­na pue­de ser pe­na­li­za­da con has­ta cua­tro años de pri­sión. Sin em­bar­go, de fac­to se to­le­ra el su­mi­nis­tro de los cof­fee shops. Las se­mi­llas de can­na­bis pue­den ven­der­se, y tam­bién la siem­bra sue­le to­le­rar­se cuan­do no se tra­ta de más de cin­co plan­tas. El ob­je­ti­vo de las re­gu­la­cio­nes li­be­ra­les in­tro­du­ci­das en 1976 con­sis­tía en evi­tar que los con­su­mi­do­res de can­na­bis re­cu­rrie­ran a los ca­me­llos, que tam­bién ven­den dro­gas du­ras.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.