Hue­llas que trai­cio­nan

Es ca­paz de iden­ti­fi­car el za­pa­to al que co­rres­pon­de una pi­sa­da.

Geo - - GEONOTICIAS -

A ve­ces, la po­li­cía en­cuen­tra hue­llas dac­ti­la­res en la es­ce­na de un cri­men, pe­ro lo más fre­cuen­te son las hue­llas de za­pa­tos. Sin em­bar­go, da­do que ca­da in­di­vi­duo pi­sa y des­gas­ta las sue­las de una ma­ne­ra dis­tin­ta en fun­ción de su pe­so y su es­ti­lo de an­dar, es­tas sue­len apa­re­cer in­com­ple­tas. Has­ta aho­ra, la po­li­cía com­pa­ra­ba las hue­llas par­cia­les con cen­te­na­res de pa­tro­nes de sue­las pa­ra iden­ti­fi­car el za­pa­to de un po­si­ble cri­mi­nal.

Pe­ro eso era has­ta aho­ra. In­for­má­ti­cos de la Uni­ver­si­dad de Buf­fa­lo en Am­herst, en el Es­ta­do fe­de­ral de Nue­va York, han lo­gra­do acor­tar el pro­ce­so al desa­rro­llar un soft­wa­re que re­co­no­ce la dis­po­si­ción de círcu­los y lí­neas de las sue­las y los aso­cia con un de­ter­mi­na­do mo­de­lo. In­clu­so cuan­do so­lo exis­ten hue­llas par­cia­les, el pro­gra­ma en­cuen­tra con ra­pi­dez el za­pa­to co­rres­pon­dien­te. Los in­ves­ti­ga­do­res pro­ba­ron el sis­te­ma en 300 hue­llas de crí­me­nes reales. Pa­ra ca­da hue­lla, el soft­wa­re cla­si­fi­có 2.660 per­fi­les co­no­ci­dos se­gún su pa­re­ci­do; el ti­po de za­pa­to que lle­vó el de­lin­cuen­te siem­pre fi­gu­ró en­tre las pri­me­ras 130 po­si­cio­nes.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.