Me­lan­co­lía post­na­tal de pa­pá

El na­ci­mien­to de un be­bé cau­sa cri­sis a mu­chos pa­dres.

Geo - - GEO NOTICIAS -

Mien­tras los mé­di­cos y par­te­ras pres­tan mu­cha aten­ción al es­ta­do psí­qui­co de las mu­je­res que aca­ban de ser ma­dres, al­gu­nos pa­dres pri­me­ri­zos su­fren sin que na­die se dé cuen­ta. Y eso que sus “cri­sis aními­cas de post­par­to” tie­nen los mis­mos sín­to­mas que desa­rro­llan has­ta el 30% de las ma­dres: des­de tris­te­za has­ta psi­co­sis, pa­san­do por de­s­es­pe­ran­za y el mie­do de ha­cer­le da­ño al be­bé. El pa­dre, sin em­bar­go, po­cas ve­ces mues­tra es­tos sín­to­mas in­me­dia­ta­men­te des­pués del na­ci­mien­to, sino más bien en­tre el ter­cer y el sex­to mes de vi­da del be­bé.

Es un fe­nó­meno po­co es­tu­dia­do que tie­ne am­plias con­se­cuen­cias: a lar­go pla­zo, no so­lo pue­de afec­tar a la es­ta­bi­li­dad de la pa­re­ja y la fa­mi­lia, sino tam­bién a la sa­lud men­tal de la pro­le. Ya en 2008, un es­tu­dio a lar­go pla­zo de la Uni­ver­si­dad de Ox­ford (In­gla­te­rra) lle­gó a la con­clu­sión de que es­pe­cial­men­te los hi­jos va­ro­nes de ta­les pa­dres de­pre­si­vos co­rren un ries­go sig­ni­fi­ca­ti­va­men­te más al­to de desa­rro­llar en­fer­me­da­des psí­qui­cas a cor­ta edad.

La psi­có­lo­ga ca­na­dien­se Fran­ci­ne de Mon­tigny es­tu­dió re­cien­te­men­te por qué ca­si uno de ca­da diez pa­dres desa­rro­lla es­tas de­pre­sio­nes. Pa­re­ce que el des­en­ca­de­nan­te es el mie­do de fra­ca­sar co­mo pa­dre, ade­más del es­trés cau­sa­do por ni­ños de tem­pe­ra­men­to di­fí­cil y los ce­los que pro­vo­ca el com­pe­ti­dor sur­gi­do en la fa­mi­lia. En el ca­so de las mu­je­res in­flu­yen so­bre to­do los cambios hor­mo­na­les, ade­más de fac­to­res de es­trés.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.