Serpientes vo­la­do­ras

Los in­ves­ti­ga­do­res in­da­gan en es­ta cu­rio­sa ha­bi­li­dad.

Geo - - GEO NOTICIAS -

Los pá­ja­ros y los in­sec­tos no son los úni­cos que pue­den vo­lar, al­gu­nas serpientes tam­bién son ca­pa­ces de sal­var gran­des dis­tan­cias por el ai­re. En las sel­vas tro­pi­ca­les del Su­r­es­te Asiá­ti­co vi­ven las serpientes del ár­bol del Pa­raí­so ( Chry­so­pe­lea), que tre­pan a los ár­bo­les don­de per­ma­ne­cen al ace­cho. Des­de allí des­cu­bren a sus po­si­bles pre­sas, co­mo ra­nas o la­gar­tos pe­que­ños. Es en­ton­ces cuan­do aban­do­nan las ra­mas y pla­nean por el ai­re... al­can­zan­do a ve­ces has­ta 30 me­tros de dis­tan­cia. Es­tas serpientes ve­ne­no­sas que, de­pen­dien­do de la va­rie­dad, pue­den me­dir has­ta 1,20 me­tros, lle­gan in­clu­so a cam­biar de di­rec­ción en pleno vue­lo.

Un equi­po de in­ves­ti­ga­do­res di­ri­gi­do por Ja­ke So­cha, de la Uni­ver­si­dad Vir­gi­nia Tech de Blacks­burg (Es­ta­dos Uni­dos), ha des­cu­bier­to aho­ra el se­cre­to de sus ar­tes vo­la­do­ras. Tal co­mo evi­den­cian las gra­ba­cio­nes de ví­deo, las serpientes en­san­chan mu­cho sus cos­ti­llas du­ran­te el vue­lo. Así mo­di­fi­can su sec­ción, ha­bi­tual­men­te re­don­da: la par­te su­pe­rior se abom­ba adop­tan­do una for­ma ca­si trian­gu­lar, en la par­te in­fe­rior se for­ma una con­ca­vi­dad y en los bor­des sur­gen dos gran­des pro­tu­be­ran­cias. “Pa­re­ce un ovni”, ob­ser­va So­cha. Pe­ro es­ta for­ma ae­ro­di­ná­mi­ca no ex­pli­ca por sí so­la el pla­neo de la ser­pien­te. Tam­bién re­sul­ta de­ci­si­vo el án­gu­lo que des­cri­be res­pec­to al sue­lo. Ex­pe­ri­men­tan­do con un mo­de­lo en 3D en el tú­nel ae­ro­di­ná­mi­co, So­cha ha des­cu­bier­to que es­tas serpientes con­si­guen la má­xi­ma fuer­za as­cen­sio­nal en un án­gu­lo de 35 gra­dos. Sin em­bar­go, al adop­tar otros án­gu­los con­cre­tos el cuer­po des­cien­de, así con­tro­la la ser­pien­te la dis­tan­cia de vue­lo.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.