DE SEP­TIEM­BRE, GRÜNHEIDE , CER­CA DE BER­LíN

Geo - - GEO NOTICIAS -

30 opo­si­to­res, la ma­yo­ría aca­dé­mi­cos, se reúnen en la ca­sa de Kat­ja Ha­ve­mann, la mu­jer del di­si­den­te fa­lle­ci­do en 1982 Ro­bert Ha­ve­mann. Ha­ce me­ses que Kat­ja Ha­ve­mann y Bär­bel Boh­ley, una in­tré­pi­da opo­si­to­ra des­de ha­ce años, han pre­pa­ra­do es­ta ci­ta, han re­co­rri­do el país, han con­sul­ta­do a con­fi­den­tes y han bus­ca­do alia­dos. Aho­ra, fi­nal­men­te, ha lle­ga­do el mo­men­to de plas­mar su idea: fun­dan el Neues Fo­rum (Fo­ro Nue­vo).

Son los días de la opo­si­ción. El cua­tro de sep­tiem­bre se anun­cia la crea­ción de Ve­rei­nig­te Lin­ke (Iz­quier­da Uni­da); el do­ce del mis­mo mes, la de De­mo­kra­tie Jetzt (De­mo­cra­cia Aho­ra); el mis­mo día apa­re­ce la So­zial­de­mo­kra­tis­che Par­tei in der DDR (Par­ti­do So­cial­de­mó­cra­ta en la RDA); dos días des­pués, el gru­po De­mo­kra­tis­cher Auf­bruch (Re­sur­gi­mien­to De­mo­crá­ti­co) se pre­sen­ta al pú­bli­co. La opo­si­ción se or­ga­ni­za por sus pro­pias fuer­zas pe­ro –co­mo to­dos– im­pul­sa­da por los que aban­do­nan el país. Quie­ren ser una al­ter­na­ti­va al ré­gi­men, pe­ro tam­bién a aque­llos que so­lo ven la hui­da co­mo sa­li­da del de­te­rio­ra­do sis­te­ma. Las ini­cia­ti­vas es­tán uni­das por la idea de que­dar­se y cam­biar el país en vez de huir y aban­do­nar­lo.

La pren­sa del SED pu­bli­ca una diminuta no­ti­cia so­bre una “pla­ta­for­ma hos­til al Es­ta­do”. Los me­dios de co­mu­ni­ca­ción oc­ci­den­ta­les ce­le­bran el na­ci­mien­to del Nue­vo Fo­ro, pe­ro los po­lí­ti­cos oc­ci­den­ta­les de­mues­tran su ig­no­ran­cia: po­co des­pués, cuan­do Boh­ley ha­bla an­te 250 per­so­nas en la ber­li­ne­sa igle­sia de Get­se­ma­ní, un se­cre­ta­rio de Es­ta­do de Ale­ma­nia oc­ci­den­tal, en­via­do pa­ra eva­luar a la opo­si­ción, co­men­ta que pa­re­cen “afi­cio­na­dos que no sa­ben qué ha­cer”.

Ha­ce tiem­po que la opo­si­ción ha de­ja­do de mo­les­tar al Go­bierno fe­de­ral en su con­cu­bi­na­to con los dic­ta­do­res co­mu­nis­tas, la paz ha si­do siem­pre más im­por­tan­te que apo­yar a la re­sis­ten­cia.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.