DE OC­TU­BRE, BER­LÍN ES­TE

Geo - - GEO NOTICIAS -

Quie­ren que la Re­pú­bli­ca ce­le­bre su cum­plea­ños, pe­se a to­do. Por do­quier hay fies­tas y en­tre­gas de me­da­llas. Pe­ro a ve­ces in­clu­so los que van a ser con­de­co­ra­dos se au­sen­tan.

La no­che an­te­rior, la ju­ven­tud hu­mi­lla a los lí­de­res po­lí­ti­cos: a la luz de las an­tor­chas, unos mi­li­tan­tes se­lec­tos de la Ju­ven­tud Li­bre de Ale­ma­nia (FDJ) des­fi­lan an­te la tri­bu­na eri­gi­da en la pla­za Ale­xan­der­platz. Pe­ro no po­cos ex­cla­man “Pe­res­troi­ka” y “¡Gor­ba­chov, ayu­da!”, en lu­gar de los le­mas ofi­cia­les. que el má­xi­mo fun­cio­na­rio de la RDA ha­ce tiem­po que vi­ve en su mun­do pro­pio.

Se han pre­vis­to ma­ni­fes­ta­cio­nes de jú­bi­lo ofi­cial tam­bién en otros lu­ga­res, co­mo la ciu­dad sa­jo­na de Plauen, en el ex­tre­mo sur de la RDA. La Sta­si se ha pre­pa­ra­do pa­ra ha­cer fren­te a un pu­ña­do de per­tur­ba­do­res, na­da que pue­da plan­tear una ame­na­za. Sin em­bar­go, más de 10.000 per­so­nas mar­chan ha­cia el Ayun­ta­mien­to. La mu­che­dum­bre avan­za co­mo una ola, gri­tan­do “¡Sta­si fue­ra!” o “Gor­bi, Gor­bi”, ca­da vez más al­to. Así, con ca­da le­ma, los ciu­da­da­nos se con­vier­ten en un pue­blo cons­cien­te de su po­der.

La policía uti­li­za ca­mio­nes lan­za agua y un he­li­cóp­te­ro so­bre­vue­la las ca­be­zas de los ma­ni­fes­tan­tes; ade­más, en­vía un co­che to- Go­bierno. El pue­blo sor­pren­de al Go­bierno y obli­ga a los di­ri­gen­tes a es­cu­char. Al día si­guien­te, mi­les de ma­ni­fes­tan­tes con­si­guen una con­ver­sa­ción con el al­cal­de tam­bién en Dres­de. El pue­blo tie­ne voz.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.