LOS CIEN­TÍ­FI­COS BUS­CAN EL ES­TI­LO PER­FEC­TO PA­RA CO­RRER

Geo - - GEO NOTICIAS -

Pe­ro la dis­ci­pli­na rei­na de Lie­ber­man es la bús­que­da de la for­ma de co­rrer per­fec­ta pa­ra el ser hu­mano. ¿Con qué par­te del pie de­be im­pac­tar el co­rre­dor en el sue­lo pa­ra avan­zar sin da­ñar las ar­ti­cu­la­cio­nes? ¿Có­mo se pue­den evi­tar las le­sio­nes? Y ¿de qué ma­ne­ra in­flu­ye el di­se­ño del cal­za­do?

Du­ran­te mi­llo­nes de años los pio­ne­ros del foo­ting se las apa­ña­ron con sus pies des­cal­zos, so­lo se pro­te­gían de las pie­dras y las es­pi­nas con pie­les. Pe­ro des­de prin­ci­pios de los se­ten­ta, so­bre to­do los ha­bi­tan­tes de los paí­ses oc­ci­den­ta­les, co­rren con za­pa­ti­llas do­ta­das de una fun­ción amor­ti­gua­do­ra. No obs­tan­te, en lu­gar de pro­te­ger las ex­tre­mi­da­des, es­te cal­za­do pue­de ha­cer lo con­tra­rio. Al me­nos eso su­po­ne nues­tro an­tro­pó­lo­go.

Si uno em­bu­te to­dos los días sus pies en un cal­za­do es­ta­ble, equi­pa­do in­clu­so con plan­ti­llas, de­bi­li­ta a lar­go pla­zo los mu­chos múscu­los di­mi­nu­tos del ar­co plan­tar.

Pe­ro ade­más los za­pa­tos con in­ten­so efec­to amor­ti­gua­dor in­du­cen a mu­chos co­rre­do­res a im­pac­tar con fuer­za en el sue­lo apo­yan­do el ta­lón, co­sa que na­die ha­ría vo­lun­ta­ria­men­te con los pies des­cal­zos. Eso es al­go que Lie­ber­man y sus co­le­gas han ob­ser­va­do tra­ba­jan­do en el la­bo­ra­to­rio con su­je­tos de prue­ba que des­de su ni­ñez co­rren con za­pa­ti­llas de foo­ting bien acol­cha­das. El re­sul­ta­do son enor­mes so­bre­car­gas: en el mo­men­to del im­pac­to, du­ran­te un lap­so de mi­li­se­gun­dos ac­túan so­bre la pier­na ex­ten­di­da fuer­zas que su­pe­ran dos o tres ve­ces el pe­so del cuer­po. Una sa­cu­di­da “co­mo un mar­ti­lla­zo” des­de los pies has­ta de­ba­jo de la bó­ve­da cra­neal, ex­pli­ca el in­ves­ti­ga­dor. El co­rre­dor ape­nas no­ta na­da, la amor­ti­gua­ción del cal­za­do eli­mi­na el do­lor. Pe­ro no las on­das de cho­que que ac­túan so­bre el apa­ra­to lo­co­mo­tor. Es­po­lón cal­cá­neo, in­fla­ma­ción de los ten­do­nes,

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.