" es un ase­sino en se­rie de la na­tu­ra­le­za"

En Yu­val Noah Ha­ra­ri re­pa­sa los 70.000 años de los hu­ma­nos so­bre la Tie­rra, con víncu­los cons­tan­tes a nues­tra vi­da ac­tual y fu­tu­ra.

Geo - - GEOENTREVISTA -

Con­ver­sar con Yu­val Noah Ha­ra­ri es tan ameno co­mo leer De ani­ma­les a dio­ses. Aun­que a prio­ri la his­to­ria de la hu­ma­ni­dad no sea un te­ma jo­co­so, hu­mor y pro­vo­ca­ción ade­re­zan su ex­tra­or­di­na­ria na­rra­ción, en­sam­bla­da a par­tir de unos co­no­ci­mien­tos mul­ti­di­ci­pli­na­res abru­ma­do­res.

Por qué acon­se­ja­ría leer su li­bro, ¿pa­ra sa­ber de dón­de ve­ni­mos o a dón­de va­mos?

–Am­bas co­sas se re­la­cio­nan. La gen­te quie­re co­no­cer lo que pa­só ha­ce mil años pa­ra sa­ber có­mo afec­ta a su vi­da y en qué mo­do in­flu­ye en el fu­tu­ro lo que ha­ce­mos hoy. Lo más im­por­tan­te no es apren­der de los erro­res pa­sa­dos, sino li­be­rar­nos de la his­to­ria, pues las fuer­zas his­tó­ri­cas de­ter­mi­nan la for­ma en que ve­mos el mun­do, nues­tro ca­mino, pe­ro hay otras mu­chas po­si­bi­li­da­des di­fe­ren­tes de vi­vir.

La su­pre­ma­cía del so­bre la Tie­rra se ha pro­du­ci­do a cos­ta de la des­apa­ri­ción de otras mu­chas es­pe­cies.

–En efec­to, y es­to no es al­go que ha­ya pa­sa­do en los úl­ti­mos 100 o 200 años; em­pe­zó ha­ce 50.000 años, cuan­do el pri­mer sa­piens lle­gó a Aus­tra­lia, y pro­vo­có allí el pri­mer desas­tre eco­lo­gi­co: la ex­tin­ción del 95% de sus gran­des ani­ma­les. An­tes de la re­vo­lu­ción agrí­co­la, los se­res hu­ma­nos pro­vo­ca­ron la ex­tin­ción de ca­si la mi­tad de los ma­mí­fe­ros de gran ta­ma­ño de to­dos los con­ti­nen­tes. Ho­mo sa­piens es un ase­sino en se­rie de la na­tu­ra­le­za. Pe­ro no po­de­mos des­truir la vi­da en su to­ta­li­dad. Ya ha ha­bi­do gran­des ca­tás­tro­fes que pro­vo­ca­ron la ex­tin­ción de la ma­yo­ría de la vi­da en la Tie­rra –el as­te­roi­de que ani­qui­ló a los di­no­sau­rios y nu­me­ro­sos ani­ma­les y plan­tas ha­ce 65 mi­llo­nes de años–, pe­ro al­gu­nas es­pe­cies (ra­to­nes, puer­coes­pi­nes..), so­bre­vi­vie­ron y a par­tir de ellas la vi­da se di­ver­si­fi­có has­ta dar los gran­des mamiferos de hoy: ele­fan­tes, ba­lle­nas, no­so­tros... Es­to po­dría ocu­rrir otra vez. Aho­ra el as­te­roi­de so­mos los hu­ma­nos, pe­ro al­go so­bre­vi­vi­rá, a lo me­jor las cu­ca­ra­chas. Y a par­tir de ellas se di­ver­si­fi­ca­rá la vi­da. Y den­tro de 65 mi­llo­nes de años ha­brá cu­ca­ra­chas in­te­li­gen­tes que es­cri­bi­rán la his­to­ria del mun­do.

Pe­ro us­ted no cree en las pro­fe­cías ca­tas­tro­fis­tas so­bre la es­ca­sez de re­cur­sos...

–La gen­te en­tien­de que hay dos ti­pos de re­cur­sos: ener­gía y ma­te­rias pri­mas (agua, ma­de­ra, hie­rro), que son li­mi­ta­das. Pe­ro hay uno más: el co­no­ci­mien­to,

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.