No­ve­da­des so­bre los ”ani­llos de ha­das”

Los in­ves­ti­ga­do­res se apro­xi­man al se­cre­to de es­tas su­per­fi­cies pe­la­das del pai­sa­je de pra­de­ra afri­cano.

Geo - - GEONOTICIAS -

Los cien­tí­fi­cos no ter­mi­nan de apren­der. Des­pués de anun­ciar du­ran­te dé­ca­das que se ha­bía re­suel­to el enig­ma de los “ani­llos de ha­das”, han vuel­to a re­vi­sar la plau­si­bi­li­dad de di­ver­sas teo­rías so­bre el sur­gi­mien­to de es­tos círcu­los sin ve­ge­ta­ción que tan­to lla­man la aten­ción en me­dio del pai­sa­je de pra­de­ra afri­cano. La más po­pu­lar de ellas (la úl­ti­ma pu­bli­ca­da por GEO) da por sen­ta­do que es­tas man­chas son obra de ter­mi­tas. Otros in­ves­ti­ga­do­res sos­pe­chan que exis­ten ga­ses de hi­dro­car­bu­ros pro­ce­den­tes del in­te­rior de la tie­rra. Una ter­ce­ra teo­ría afir­ma que es­te es­tam­pa­do uni­for­me sur­ge ca­si por sí so­lo co­mo con­se­cuen­cia de la com­pe­ten­cia en­tre las hier­bas por con­se­guir agua. Eso cree tam­bién Step­han Get­zin, del Cen­tro Helm­holtz de In­ves­ti­ga­ción Me­dioam­bien­tal de Leip­zig (Ale­ma­nia). Su aná­li­sis es­ta­dís­ti­co de las imá­ge­nes aé­reas de Na­mi­bia deja cla­ro que es­tas es­truc­tu­ras es­tán re­par­ti­das por to­do el país de for­ma uni­for­me. Ni las cons­truc­cio­nes de ter­mi­tas ni las fuen­tes de gas se dis­tri­bu­yen de mo­do tan ho­mo­gé­neo so­bre el te­rreno. Por tan­to, se­gún él, so­lo nos que­da la pre­sión de la com­pe­ten­cia por so­bre­vi­vir de las plan­tas.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.