GEO: ¿Qué ser­vi­cio ha pres­ta­do con es­to a la cien­cia?

Geo - - GEONOTICIAS -

–Ni el gro­sor de la piel ni la den­si­dad de los ner­vios de las zo­nas afec­ta­das bas­tan pa­ra ex­pli­car el gra­do de do­lor. Es evi­den­te que la evo­lu­ción ha he­cho que per­ci­ba­mos co­mo más do­lo­ro­sas las pi­ca­du­ras pe­li­gro­sas, una pi­ca­du­ra en el in­te­rior de la na­riz es más ame­na­za­do­ra que en el bra­zo. Por otro la­do sa­be­mos que las abe­jas, cuan­do tie­nen que de­fen­der­se, apun­tan a lu­ga­res en los que se li­be­ra mu­cho dió­xi­do de car­bono, una es­tra­te­gia real­men­te efi­caz.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.