La­var­se los dien­tes be­ne­fi­cia a la pla­cen­ta

Con la hi­gie­ne bu­cal, las mu­je­res em­ba­ra­za­das con­tri­bu­yen a me­jo­rar la sa­lud de sus be­bés.

Geo - - GEO NOTICIAS -

Cien­tí­fi­cos de va­rias uni­ver­si­da­des es­ta­dou­ni­den­ses han en­con­tra­do bac­te­rias pro­ce­den­tes de la mu­co­sa bu­cal de mu­je­res em­ba­ra­za­das en un lu­gar in­sos­pe­cha­do: la pla­cen­ta, el ór­gano del úte­ro que abas­te­ce al em­brión y lo co­nec­ta con el or­ga­nis­mo de la ma­dre. Du­ran­te mu­cho tiem­po, la cien­cia asu­mió que el te­ji­do de la pla­cen­ta era asép­ti­co. Sin em­bar­go, pa­re­ce que los mi­cro­bios lle­gan des­de la bo­ca has­ta la pla­cen­ta a tra­vés de la cir­cu­la­ción san­guí­nea.

Es­tos cul­ti­vos mi­cro­bia­nos, se­gún se des­cu­brió, tam­bién de­ter­mi­nan la com­po­si­ción de to­dos los mi­cro­or­ga­nis­mos del cuer­po –el mi­cro­bio­ma– del ni­ño, por lo que son de­ci­si­vos pa­ra su sa­lud. Ade­más, los in­ves­ti­ga­do­res han des­cu­bier­to que las bac­te­rias de la pla­cen­ta qui­zá tam­bién in­flu­yen en la du­ra­ción del em­ba­ra­zo. En mu­je­res con un desa­rro­llo nor­mal del em­ba­ra­zo se ha en­con­tra­do un cóc­tel de mi­cro­bios dis­tin­to al de las ma­dres que tu­vie­ron par­tos pre­ma­tu­ros. Se­gún los in­ves­ti­ga­do­res, es­to tam­bién po­dría ex­pli­car por qué ma­dres con gin­gi­vi­tis tie­nen una ma­yor ta­sa de par­tos pre­ma­tu­ros. La con­clu­sión de los mé­di­cos: ¡la­var­se los dien­tes du­ran­te el em­ba­ra­zo!

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.