Desas­tres en olea­das

El nú­me­ro de días en que se pro­du­cen tor­na­dos ha dis­mi­nui­do.

Geo - - GEO NOTICIAS -

En Es­ta­dos Uni­dos, ha­ce 30 años su­ma­ban 150 los días del año en que se pro­du­cía al­gún tor­na­do, pe­ro hoy no su­pe­ran los cien. En 1990 no hu­bo un so­lo día en que se pro­du­je­ran más de 32 tor­na­dos en el área ana­li­za­da; pe­ro en 2011 se con­ta­bi­li­za­ron seis días. Eso sig­ni­fi­ca que se pro­du­cen con me­nos fre­cuen­cia du­ran­te el año pe­ro, cuan­do lle­gan, lo ha­cen con es­pe­cial vi­ru­len­cia.

En la úl­ti­ma dé­ca­da ha au­men­ta­do mu­cho el nú­me­ro de fe­nó­me­nos at­mos­fé­ri­cos ex­tre­mos es­ti­va­les. “Es­ta­mos ca­len­tan­do la at­mós­fe­ra“, ex­pli­ca Dim Cou­mou, del Ins­ti­tu­to de In­ves­ti­ga­ción del Im­pac­to Cli­má­ti­co de Pots­dam. “Pe­ro el in­cre­men­to de olas de ca­lor ca­tas­tró­fi­cas en Eu­ro­pa y Es­ta­dos Uni­dos nos pa­re­ce des­pro­por­cio­na­do.“

Un mo­ti­vo po­dría ser el cam­bio en los pa­tro­nes de cir­cu­la­ción de las co­rrien­tes de ai­re. Úl­ti­ma­men­te, cuan­do las con­di­cio­nes cli­má­ti­cas son ex­tre­mas, al­gu­nas de esas olea­das se de­tie­nen en un lu­gar de­ter­mi­na­do y man­tie­nen las al­tas tem­pe­ra­tu­ras en esa zo­na du­ran­te un tiem­po inusual­men­te lar­go. Ese atas­co qui­zá se de­ba al rá­pi­do de­rre­ti­mien­to del hie­lo po­lar. El re­sul­ta­do es la des­apa­ri­ción de la di­fe­ren­cia de tem­pe­ra­tu­ra en­tre el Ár­ti­co y otras zo­nas, lo que im­pul­sa la cir­cu­la­ción del ai­re.

Hoy son ra­ros los tor­na­dos ais­la­dos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.