EL PE­CIO ENIG­MÁ­TI­CO

Más de 60 pe­cios y 700 an­clas: en el puer­to su­mer­gi­do de He­ra­clion, los ar­queó­lo­gos di­ri­gi­dos por Franck God­dio han des­cu­bier­to el ma­yor ce­men­te­rio de bar­cos de la An­ti­güe­dad, de mo­men­to. Hay una em­bar­ca­ción que des­ta­ca en­tre to­das las de­más: el pe­cio núm

Geo - - GEO NOTICIAS -

LA CAR­GA: ¿OFREN­DAS PA­RA LOS DIO­SES?

Ca­zos de bron­ce, al­ha­jas de oro, ofren­das vo­ti­vas (aba­jo), mo­ne­das de pla­ta, un re­ci­pien­te de ala­bas­tro pa­ra un­güen­tos, con­chas de mú­ri­ces: en el pe­cio nú­me­ro 11 ha­bía mu­chas ofren­das. Una pie­za de ce­rá­mi­ca grie­ga da pie a es­pe­cu­lar so­bre la an­ti­güe­dad de la em­bar­ca­ción: po­dría ha­ber si­do cons­trui­da en el si­glo IV a. C., en pleno au­ge de He­ra­clion.

LA MA­DE­RA: ¿MA­TE­RIAL SA­GRA­DO?

Los ta­blo­nes de es­ta bar­ca no son de ma­de­ra de aca­cia, que era la que se em­plea­ba pa­ra cons­truir los bar­cos co­rrien­tes del puer­to de la ciu­dad; pro­ce­de de tron­cos de si­co­mo­ro. En Egip­to no so­lo se atri­buían pro­pie­da­des cu­ra­ti­vas a sus fru­tos, sino que el pro­pio ár­bol se con­si­de­ra­ba sa­gra­do: en la mi­to­lo­gía en­car­na­ba a Hat­hor, la dio­sa de los cie­los, que vi­ve en el si­co­mo­ro y ofre­ce el agua de la vi­da a los di­fun­tos en el más allá.

LA FOR­MA: INUSUAL­MEN­TE DE­LI­CA­DA

Mien­tras ca­si to­dos los pe­cios de He­ra­clion han si­do di­se­ña­dos co­mo ro­bus­tos “bar­cos cos­te­ros” ca­pa­ces de re­sis­tir el vien­to y el olea­je, el pe­cio nú­me­ro 11 es de cons­truc­ción mu­cho más fi­na: só­lo mi­de unos diez me­tros de lar­go y apro­xi­ma­da­men­te dos y me­dio de an­cho. Pe­que­ñas cla­vi­jas y cla­vos de bron­ce (dcha) su­je­tan los ta­blo­nes. El cas­co es plano y es­tre­cho. Una em­bar­ca­ción pa­ra aguas tran­qui­las: pa­ra los ca­na­les del Ni­lo.

EL LU­GAR DEL HA­LLAZ­GO: LA EN­TRA­DA DEL TEM­PLO

El pe­cio se en­con­tró en la ri­be­ra nor­te del ba­rrio del tem­plo, cer­ca de las puer­tas del san­tua­rio de Amón. Los ar­queó­lo­gos su­po­nen que, pro­ba­ble­men­te, fue hun­di­do de­li­be­ra­da­men­te en el tem­plo.

LA HI­PÓ­TE­SIS: ¿UNA BAR­CA PRO­CE­SIO­NAL?

Es so­lo una su­po­si­ción que los in­ves­ti­ga­do­res es­tán es­tu­dian­do: qui­zá el pe­cio nú­me­ro 11 era una de las bar­cas do­ra­das de la pro­ce­sión con la que to­dos los años se ce­le­bra­ba la re­su­rrec­ción de Osi­ris (dcha), el dios de la fe­cun­di­dad, a fi­na­les del oto­ño, des­pués de la cre­ci­da del Ni­lo. Una re­pre­sen­ta­ción en ba­rro de Osi­ris via­ja­ba a bor­do de la bar­ca des­de el tem­plo de He­ra­clion has­ta la ciu­dad ve­ci­na de Ca­no­pus por el gran ca­nal, acom­pa­ña­da por los ví­to­res del pue­blo. Si se con­fir­ma la hi­pó­te­sis de God­dio, es­ta se­ría la pri­me­ra em­bar­ca­ción di­vi­na ap­ta pa­ra la na­ve­ga­ción ha­lla­da en ex­ca­va­cio­nes en Egip­to.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.