“Ne­ce­si­ta­mos psi­có­lo­gos”

Geo - - AVENTURA -

Una vez ata­ja­da la en­fer­me­dad en nues­tro país, los me­dios de co­mu­ni­ca­ción españoles han de­ja­do de ha­blar del ébo­la. Dí­ga­nos se­ñor Gri­sa­fu­lli: –En primer lu­gar, ese si­len­cio es al­go que nos due­le. Tras más de 8.000 víc­ti­mas, la epi­de­mia va per­dien­do im­pul­so, aun­que ya nun­ca se po­drá ba­jar la guar­dia. Y aho­ra to­ca ha­cer fren­te a los pro­ble­mas so­cia­les, eco­nó­mi­cos e in­clu­so éti­cos que de­ja como le­ga­do. Hay mi­les de huér­fa­nos a los que aten­der, con ex­pe­rien­cias trau­má­ti­cas que te­ne­mos que ayu­dar­les a su­pe­rar. Ami­na­ta, una ni­ña sie­rra­leo­ne­sa de unos sie­te años, que no po­día ni an­dar cuan­do la re­co­gi­mos, tar­dó dos se­ma­nas en em­pe­zar a ha­blar y son­reír. Pe­ro en es­tos paí­ses es muy di­fí­cil en­con­trar psi­có­lo­gos. Nos ayu­da­ría mu­cho que vi­nie­ran al­gu­nos des­de Es­pa­ña, aun­que so­lo pu­die­ran que­dar­se un par de se­ma­nas. –Cuan­do re­pa­tria­ron a los mi­sio­ne­ros españoles, no­so­tros nos reuni­mos y de­ci­di­mos que si al­guno se in­fec­ta­ba se­gui­ría­mos el ca­mino de la gen­te con la que con­vi­vi­mos. Que in­ten­ta­ría­mos cu­rar­nos con los mis­mos me­dios de que dis­po­nen ellos. En 30 años de gue­rra nun­ca nos he­mos ido de la zo­na.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.