Nues­tro hom­bre en Lon­dres

Geo - - GEOICONO -

Los gran­des siem­pre vuel­ven. Pue­de que tar­den un po­co, pe­ro vuel­ven. La mo­da de la re­cu­pe­ra­ción de las fi­gu­ras clave del pe­rio­dis­mo es­pa­ñol del primer ter­cio del si­glo XX es, al mar­gen de otras ex­pli­ca­cio­nes, una reali­dad edi­to­rial. El boom co­men­zó ha­ce al­gu­nos años con Cha­ves No­ga­les; pron­to le si­guie­ron Xam­mar, Ga­ziel, Pla, Cam­ba... Aho­ra es el turno de Au­gus­to As­sía (1906-2002), el gran co­rres­pon­sal de gue­rra, el úni­co pe­rio­dis­ta es­pa­ñol que in­for­mó du­ran­te la Se­gun­da Gue­rra Mun­dial des­de Lon­dres. Es­te pe­rio­dis­ta pre­coz, na­ci­do como Fe­li­pe Fernández Ar­mes­to, in­gre­só en la Fa­cul­tad de Fi­lo­so­fía y Le­tras de San­tia­go de Com­pos­te­la en 1924. De es­te mis­mo año da­tan sus pri­me­ras co­la­bo­ra­cio­nes con El Pue­blo Ga­lle­go de Vi­go; tam­bién la adop­ción del seu­dó­ni­mo ba- jo el que se ha­ría fa­mo­so. En 1927, tras li­cen­ciar­se, mar­chó a París. Allí per­ma­ne­ció un año por­que, en 1928, via­ja­ba a Berlín con una be­ca de es­tu­dios. En es­ta ciu­dad ini­ció su co­la­bo­ra­ción con La Van­guar­dia, dia­rio don­de tra­ba­ja­rá ca­si to­da su vida. Mo­les­to con sus cró­ni­cas so­bre el na­cio­nal­so­cia­lis­mo, el Go­bierno na­zi lo ex­pul­só de Ale­ma­nia en 1933. As­sía re­ca­ló en­ton­ces –tras el pa­rén­te­sis de nues­tra gue­rra ci­vil– en un Lon­dres ase­dia­do por las bom­bas. En las cró­ni­cas que le con­ver­ti­rían en un re­fe­ren­te al­ter­na­ba te­mas de gue­rra con cues­tio­nes ci­vi­les, ofre­cien­do un ex­tra­or­di­na­rio re­tra­to mo­ral del país que re­sis­tió a Hitler. Tras la con­tien­da, As­sía tra­ba­jó como co­rres­pon­sal en Bonn, Nue­va York y Was­hing­ton. En 1970 se ins­ta­ló en Ga­li­cia. Co­la­bo­ró con La Van­guar­dia has­ta 1985.

G

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.