Hom­bres con­tra moas

Fue una de las ma­yo­res aves de to­dos los tiem­pos, pe­ro el moa se ex­tin­guió brus­ca­men­te. Aho­ra se ha des­cu­bier­to al res­pon­sa­ble.

Geo - - GEONOTICIAS -

Ape­nas 2.000 po­li­ne­sios ha­bi­ta­ban Nue­va Ze­lan­da en el si­glo XIV, pe­ro so­lo tar­da­ron 120 años en ex­ter­mi­nar al moa, una de las ma­yo­res aves que ja­más exis­tie­ron. Pa­ra en­ten­der có­mo ocu­rrió, el bió­lo­go Ri­chard Hol­da­way y sus co­le­gas de la Uni­ver­si­dad de Can­ter­bury, con se­de en Ch­rist­church, re­cons­tru­ye­ron el pro­ce­so de po­bla­ción de Nue­va Ze­lan­da. Sus re­sul­ta­dos fue­ron tres: pri­me­ro, los po­li­ne­sios se asen­ta­ron en la zo­na, como muy tar­de, a prin­ci­pios del si­glo XIX (al­go que que­dó de­mos­tra­do por los ha­llaz­gos ar­queo­ló- gi­cos); se­gun­do, fue­ron ape­nas unos 400 po­bla­do­res (de­mos­tra­do a tra­vés de los aná­li­sis de los ge­nes de des­cen­dien­tes de los po­li­ne­sios). Y ter­ce­ro, du­ran­te los pri­me­ros 120 años, la po­bla­ción cre­ció has­ta las 2.000 per­so­nas (pa­ra ave­ri­guar­lo, los in­ves­ti­ga­do­res rea­li­za­ron una si­mu­la­ción ma­te­má­ti­ca in­ver­sa del cre­ci­mien­to de­mo­grá­fi­co). ¿Có­mo se pro­du­jo ese cre­ci­mien­to? Ma­tan­do con lan­zas a to­dos los moas, cu­ya po­bla­ción ron­da­ba los 58.000 ejem­pla­res en el mo­men­to de la co­lo­ni­za­ción de la is­la.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.