Los cas­to­res inun­dan cam­pos y ca­sas

Se re­cu­pe­ra la po­bla­ción de es­tos roe­do­res. ¿Se­rá un pro­ble­ma?

Geo - - GEONOTICIAS -

pro­ble­mas. En But­te, po­bla­ción del Es­ta­do de Mon­ta­na (EEUU), los cas­to­res inun­da­ron unas ca­sas y un par­que; en Cen­troeu­ro­pa sue­len anegar cam­pos de cul­ti­vo. Don­de­quie­ra que oyen el fluir del agua, su ins­tin­to los obli­ga a re­pre­sar­la. Un eco­lo­gis­ta que te­nía un cas­tor en­jau­la­do en ca­sa ob­ser­vó có­mo el ani­ma­li­to se re­mo­vía ca­da vez que es­cu­cha­ba la cis­ter­na del WC.

Por es­te mo­ti­vo, al­gu­nos paí­ses como Ale­ma­nia han im­ple­men­ta­do lo que se ha lla­ma­do la “ges­tión del cas­tor”. ¿Ob­je­ti­vo? Crear un equi­li­brio en­tre los in­tere­ses de los dam­ni­fi­ca­dos y los de­fen­so­res de los ani­ma­les. Y fun­cio­na. En Nor­tea­mé­ri­ca vuel­ven a vi­vir cer­ca de seis mi­llo­nes de cas­to­res... des­pués de que la ca­za diez­ma­ra la po­bla­ción a 100.000 ejem­pla­res.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.