La po­bla­ción de cas­to­res vuel­ve a cre­cer: ¿de­be­ría­mos ale­grar­nos?

Geo - - GEONOTICIAS -

Aque­llos zo­nas que han vis­to des­apa­re­cer la po­bla­ción de cas­to­res, aho­ra echan de me­nos su pre­sen­cia. Por­que es­tos cons­truc­to­res de di­ques siem­pre han cum­pli­do una im­por­tan­te fun­ción en la na­tu­ra­le­za: du­ran­te la épo­ca de tem­pe­ra­tu­ras muy al­tas, es­tos roe­do­res im­pi­den que los hu­me­da­les se se­quen al re­te­ner las aguas con sus pre­sas; al mis­mo tiem­po, el al­to ni­vel de agua per­mi­te el cre­ci­mien­to de bos­ques de ri­be­ra que evi­tan la ero­sión. Ade­más, los cas­to­res ha­cen to­do es­to sin cos­te al­guno... a di­fe­ren­cia del gas­to que su­pon­dría si lo hi­cie­ra el ser hu­mano. No obs­tan­te, a ve­ces es­tos ani­ma­les tam­bién cau­san

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.