De la des­apa­ri­ción del po­len a la muer­te de las abe­jas

Los api­cul­to­res europeos se que­jan del dra­má­ti­co des­cen­so del nú­me­ro de sus co­lo­nias de abe­jas. Mu­chos creen que el cul­pa­ble es un áca­ro pro­ce­den­te de Asia. Pe­ro hay un se­gun­do mo­ti­vo.

Geo - - GEONOTICIAS -

Cer­ca del 30% de las co­lo­nias de abe­jas no ha so­bre­vi­vi­do al pa­sa­do in­vierno. Aun­que es pro­ba­ble que el áca­ro va­rroa lle­ga­do de Asia ha­ce 40 años sea el prin­ci­pal cul­pa­ble, el ori­gen de la dis­mi­nu­ción de las co­lo­nias sil­ves­tres se re­mon­ta a mu­cho an­tes. Así lo ha re­ve­la­do el aná­li­sis de los res­tos de po­len pre­sen­tes en las pa­tas de abe­jas con­ser­va­das en mu­seos ho­lan­de­ses. To­dos esos in­sec­tos fue­ron cap­tu­ra­dos an­tes del año 1950, an­tes de que se im­plan­ta­ra la agri­cul­tu­ra in­ten­si­va en Ho­lan­da, de que co­men­za­ra el mo­no­cul­ti­vo de plan­tas úti­les y de que se ex­tin­guie­sen mu­chas plan­tas sil­ves­tres. En la mi­tad de los ca­sos la evo­lu­ción de las co­lo­nias de abe­jas ha ido acom­pa­ña­da de la des­apa­ri­ción de sus plan­tas hués­ped fa­vo­ri­tas. Por ejem­plo, en las pa­tas del abe­jo­rro bom­bus so­roeen­sis, los in­ves­ti­ga­do­res so­lo en­con­tra­ron po­len de cam­pá­nu­las y bo­tón azul. En­tre 1949 y 1999 des­apa­re­cie­ron de los pra­dos ho­lan­de­ses cer­ca del 41% y el 17% res­pec­ti­va­men­te de am­bas plan­tas; en ese mis­mo pe­rio­do el nú­me­ro de abe­jo­rros dis­mi­nu­yó un 88%.

Por tan­to, pa­ra ayu­dar a las es­pe­cies de abe­jas sil­ves­tres ame­na­za­das hay que vol­ver a plan­tar sus plan­tas fa­vo­ri­tas, re­cla­ma Je­roen Sche­per, in­ves­ti­ga­dor de la Uni­ver­si­dad de Wa­ge­nin­gen (Paí­ses Ba­jos).

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.