¿Han cre­ci­do al re­vés? Los bao­babs pa­re­cen te­ner sus raí­ces arri­ba.

Geo - - GEONOTICIAS -

da­fri­ca­nos y es­ta­dou­ni­den­ses, ta­la­dró bao­babs pa­ra de­ter­mi­nar su edad con el mé­to­do de da­ta­ción ra­dio­car­bó­ni­ca, es­pe­ran­do que las ca­pas de ma­de­ra más re­cien­tes es­tu­vie­ran en el ex­te­rior, jus­to de­ba­jo de la cor­te­za, y las más an­ti­guas en lo más pro­fun­do del tron­co. Pe­ro en un ejem­plar mo­zam­bi­que­ño es­pe­cial­men­te an­cho, con un tron­co de 21 me­tros de pe­rí­me­tro, tu­vo un re­sul­ta­do sor­pren­den­te: cuan­do Pa­trut em­pe­zó a ta­la­drar en la ca­vi­dad del in­te­rior del ár­bol, lo pri­me­ro que en­con­tra­ron él y su equi­po de in­ves­ti­ga­do­res fue ma­de­ra jo­ven.

La ex­pli­ca­ción: de la raíz del ár­bol cre­cían cin­co tron­cos que ha­bían ido for­man­do po­co a po­co una es­pec­ta­cu­lar ca­vi­dad ar­bó­rea a lo lar­go de los si­glos: el tron­co más an­ti­guo te­nía 1.400 años co­mo mí­ni­mo. Aun­que es jo­ven en com­pa­ra­ción con un ejem­plar de Na­mi­bia: en el trans­cur­so de 1.750 años ha­bía al­can­za­do un pe­rí­me­tro de 35 me­tros.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.