La con­cien­cia del ho­rror ató­mi­co

Geo - - ICONO -

Si los es­cri­tos de John Her­sey son lec­tu­ra obli­ga­to­ria pa­ra un pe­rio­dis­ta, la con­me­mo­ra­ción del 70 aniver­sa­rio del lan­za­mien­to de la pri­me­ra bom­ba ató­mi­ca ha­ce que su obra más fa­mo­sa, Hi­ros­hi­ma, sea hoy una ex­ce­len­te re­co­men­da­ción pa­ra cual­quier lec­tor. El es­cri­tor y pe­rio­dis­ta John R. Her­sey (1914-1993) ha pa­sa­do a la his­to­ria co­mo uno de los pioneros de lo que se dio en lla­mar Nue­vo Pe­rio­dis­mo, una co­rrien­te que se ca­rac­te­ri­za por apli­car las téc­ni­cas na­rra­ti­vas de la fic­ción a los re­la­tos de no fic­ción. Her­sey, na­ci­do en Chi­na, pa­só bue­na par­te de su in­fan­cia allí. Tras re­gre­sar a Es­ta­dos Uni­dos y es­tu­diar en Ya­le y Cam­brid­ge, en 1937 es­cri­be un en­sa­yo de­mo­le­dor so­bre la ba­ja ca­li­dad de la re­vis­ta Time, tex­to que le lle­va­ría a ser con­tra­ta­do por la pu­bli­ca­ción. En 1939, da­do su do­mi­nio del chino, es tras­la­da­do a la di­vi­sión de la re­vis­ta en Chong­qing. Du­ran­te la Se­gun­da Gue­rra Mun­dial tra­ba­jó co­mo co­rres­pon­sal pa­ra Time y Li­fe en Eu­ro­pa y Asia, cu­brien­do la invasión de Si­ci­lia por par­te de los alia­dos. Pe­ro fue una vez ter­mi­na­da la gue­rra cuan­do Her­sey co­se­chó sus ma­yo­res éxi­tos li­te­ra­rios. Así, en 1945, su li­bro Bell for Adano con­si­guió el pre­mio Pu­lit­zer de fic­ción. Ese mis­mo año, Her­sey se tras­la­dó a Ja­pón pa­ra in­for­mar so­bre la re­cons­truc­ción del país. Del via­je na­ció la idea de es­cri­bir un gran re­por­ta­je que die­ra voz a las víc­ti­mas de la bom­ba ató­mi­ca. Lo ti­tu­ló Hi­ros­hi­ma, y es­tá con­si­de­ra­do el me­jor re­por­ta­je pe­rio­dís­ti­co de to­dos los tiem­pos. Su pu­bli­ca­ción des­per­tó la con­cien­cia de los es­ta­dou­ni­den­ses an­te los ho­rro­res de la gue­rra ató­mi­ca.

AG

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.