A die­ta con mi­cro­bios

Bac­te­rias mo­di­fi­ca­das ge­né­ti­ca­men­te fa­ci­li­ta­rán el adel­ga­za­mien­to de los obe­sos.

Geo - - GEONOTICIAS -

Las bac­te­rias que pro­vo­can dia­rrea tam­bién ayu­dan a adel­ga­zar. Pe­ro el far­ma­có­lo­go Sean Da­vies no se pro­po­ne con­se­guir eso con sus mi­cro­bios die­té­ti­cos. Ha mo­di­fi­ca­do ge­né­ti­ca­men­te bac­te­rias E. co­li de for­ma que ya no cau­san pro­ble­mas gas­tro­in­tes­ti­na­les y, sin em­bar­go, si­gan es­ti­mu­lan­do el adel­ga­za­mien­to. Por­que es­tos mi­cro­or­ga­nis­mos mo­di­fi­ca­dos pro­du­cen sus­tan­cias in­hi­bi­do­ras del ape­ti­to.

Esas sus­tan­cias, que res­pon­den al com­pli­ca­do nom­bre de N-acil-fos­fa­ti­di­le­ta­no­la­mi­nas (NA­PEs), nor­mal­men­te se pro­du­cen en el in­tes­tino del­ga­do en cuan­to se in­gie­re al­gún ali­men­to. A tra­vés de la cir­cu­la­ción san­guí­nea trans­mi­ten al ce­re­bro la sen­sa­ción de sa­cie­dad. Pe­ro ese me­ca­nis­mo fa­lla en las per­so­nas que pa­de­cen obe­si­dad cró­ni­ca por­que su cuer­po pro­du­ce muy po­cas NA­PEs. En el ex­pe­ri­men­to con ra­to­nes lle­va­do a ca­bo por Da­vies se pu­so de ma­ni­fies­to que los roe­do­res ali­men­ta­dos con “bac­te­rias die­té­ti­cas“ex­pe­ri­men­ta­ban un au­men­to de pe­so un 15% me­nor por tér­mino me­dio que el gru­po de con­trol. Y ese efec­to per­du­ró in­clu­so una vez con­clui­do el ex­pe­ri­men­to: las bac­te­rias se asen­ta­ron en el in­tes­tino du­ran­te va­rias se­ma­nas.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.