El es­pía más as­tu­to

Geo - - GEOICONO -

Aes­tas al­tu­ras son po­cos los que no han oí­do ha­blar de Kim Philby, el per­fec­to es­pía do­ble, el más gran­de agen­te se­cre­to que die­ron al mun­do las ten­sas re­la­cio­nes en­tre la URSS y el blo­que oc­ci­den­tal du­ran­te la Gue­rra Fría. Sin em­bar­go, lo que qui­zá po­cos co­no­cen es que su pa­pel pu­do ser aún más des­es­ta­bi­li­za­dor de no ser por un te­me­ro­so Jo­sef Sta­lin, quien siem­pre vio en él a un tri­ple es­pía, es de­cir, un fal­so do­ble agen­te que per­ma­ne­cía fiel a su pa­tria. Ha­rold Adrian Rus­sell Philby (1912-1988) na­ció en Am­ba­la (In­dia), hi­jo de un oficial bri­tá­ni­co, di­plo­má­ti­co, ex­plo­ra­dor y orien­ta­lis­ta, que lle­gó a ser ase­sor del rey Ibn Saud de Ara­bia Sau­dí y que, al pa­re­cer, se opu­so a la ocu­pa­ción bri­tá­ni­ca de la In­dia. Es po­si­ble que Kim Philby en­con­tra­ra en su pro­ge­ni­tor un mo­ti­vo de ins­pi­ra­ción. De ser así, su­peró al maes­tro con cre­ces. Su atrac­ción ju­ve­nil por el mar­xis­mo lo con­du­jo has­ta la In­ter­na­cio­nal Co­mu­nis­ta, y de ahí a los ser­vi­cios se­cre­tos so­vié­ti­cos, don­de for­mó par­te del gru­po de espías co­no­ci­do co­mo los Cin­co de Cam­brid­ge. Ba­jo la ta­pa­de­ra de co­rres­pon­sal de The Ti­mes in­for­mó a la URSS del trans­cur­so de la Gue­rra Ci­vil en Es­pa­ña. Du­ran­te la Se­gun­da Gue­rra Mun­dial se in­cor­po­ró al SIS, ger­men del MI6 bri­tá­ni­co. Tras la gue­rra, fue en­via­do co­mo je­fe de in­te­li­gen­cia a Tur­quía, y des­pués a Was­hing­ton co­mo en­la­ce bri­tá­ni­co con la CIA. La de­ser­ción de dos ami­gos de sus días de Cam­brid­ge le obli­gó a di­mi­tir. Fi­nal­men­te, siem­pre ya ba­jo la som­bra de la sos­pe­cha, fue read­mi­ti­do y en­via­do a Beirut. En 1963, al es­tre­char­se el cer­co en torno a él, de­ser­tó a la URSS.

G

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.