La mu­jer que con­si­guió dos No­bel

Geo - - GEOICONO -

Ha­blar a es­tas al­tu­ras de la Ma­rie Cu­rie cien­tí­fi­ca –la pri­me­ra per­so­na que re­ci­bió dos premios No­bel (de Fí­si­ca jun­to a su ma­ri­do Pie­rre Cu­rie en 1903 y de Quí­mi­ca en 1911), la des­cu­bri­do­ra del polonio y el ra­dio, la pri­me­ra mu­jer en ocu­par el pues­to de pro­fe­so­ra en la uni­ver­si­dad de Pa­rís– es sin du­da un ac­to inú­til, pues cual­quie­ra ha leí­do ya so­bre ello. Ha­blar, sin em­bar­go, de la Ma­rie Cu­rie ma­dre, la que en­viu­dó en 1906 tras el ac­ci­den­te de su ma­ri­do, la que que­dó a car­go de dos ni­ñas de nue­ve y dos años, es qui­zá al­go me­nos ha­bi­tual y, por ello, más lla­ma­ti­vo. Por­que pa­ra po­der com­pren­der en to­da su di­men­sión a la cien­tí­fi­ca lau­rea­da hay que co­no­cer tam­bién la per­so­na que se ocul­ta­ba tras ella. Y no hay me­jor for­ma de ha­cer­lo que a tra­vés del li­bro Ma­rie Cu­rie y sus hi­jas, un vo­lu­men que re­co­ge cien­tos de car­tas que la in­ves­ti­ga­do­ra in­ter­cam­bió du­ran­te años con sus dos hi­jas, una de ellas tam­bién pre­mio No­bel. Ma­rie Cu­rie (1867-1934) na­ció en Varsovia, en lo que en­ton­ces era el Za­ra­to de Po­lo­nia, ba­jo ad­mi­nis­tra­ción ru­sa. Tras es­tu­diar de for­ma clan­des­ti­na en la uni­ver­si­dad de su ciu­dad na­tal, mar­chó a Pa­rís, don­de pro­si­guió sus es­tu­dios de Fí­si­ca, Quí­mi­ca y Ma­te­má­ti­cas, li­cen­cián­do­se dos ve­ces. Más tar­de lo­gró tam­bién un doc­to­ra­do en Cien­cias, cu­ya te­sis ver­só so­bre la na­tu­ra­le­za de las ra­dia­cio­nes de las sa­les de ura­nio. Du­ran­te sus tra­ba­jos Ma­rie des­cu­brió el polonio y el ra­dio, y acu­ñó el tér­mino ra­diac­ti­vi­dad. Su in­ves­ti­ga­ción le re­por­tó dos premios No­bel y una anemia aplá­si­ca, con­traí­da por las ra­dia­cio­nes, de la que mo­ri­ría en 1934.

G

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.