De gran­jas acuá­ti­cas a jar­di­nes sub­ma­ri­nos

Un pes­ca­dor es­ta­dou­ni­den­se desa­rro­lla un ti­po de acui­cul­tu­ra que vi­vi­fi­ca el eco­sis­te­ma oceá­ni­co.

Geo - - GEO NOTICIAS -

El sa­queo cre­cien­te de los ma­res ha­ce que au­men­te la im­por­tan­cia de la acui­cul­tu­ra como fuen­te de abas­te­ci­mien­to de pes­ca­do. Pe­ro par­te de las ins­ta­la­cio­nes de es­te ti­po tie­nen gra­ves des­ven­ta­jas eco­ló­gi­cas: en la acui­cul­tu­ra ma­ri­na no sue­le apro­ve­char­se por com­ple­to el fo­rra­je y eso tie­ne como con­se­cuen­cia un exceso de abono; ade­más, los ani­ma­les de cría en­fer­mos pue­den in­fec­tar a sus con­gé­ne­res que vi­ven en li­ber­tad o bien se em­plean an­ti­bió­ti­cos que van a pa­rar al mar. Pa­ra so­lu­cio­nar es­tos pro­ble­mas un pes­ca­dor de Con­nec­ti­cut (Es­ta­dos Uni­dos) ha desa­rro­lla­do un nue­vo mo­de­lo de acui­cul­tu­ra que fre­na­rá el cam­bio cli­má­ti­co y en­ri­que­ce­rá el eco­sis­te­ma ma­rino. En un área de 80.000 me­tros cua­dra­dos de aguas atlán­ti­cas, Bren Smith cría al­gas y crus­tá­ceos con su em­pre­sa Thim­ble Is­land. Las al­gas cre­cen en ma­ro­mas cer­ca de la su­per­fi­cie y en­tre­me­dias vi­ven mo­lus­cos en jau­las con for­ma de fa­rol. En el fon­do hay más jau­las con os­tras. Los mo­lus­cos y las al­gas fil­tran ni­tró­geno del agua. Las al­gas ab­sor­ben gran­des can­ti­da-

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.