Ex­tin­ción de una es­pe­cie ais­la­da

Los co­lo­nos pre­co­lom­bi­nos aca­ba­ron con el ve­na­do enano

Geo - - GEO NOTICIAS -

Ha­ce unos 8.500 años, las is­las de las Per­las, en Pa­na­má, se ais­la­ron del con­ti­nen­te cuan­do el ni­vel del mar subió, al de­rre­tir­se los cas­que­tes po­la­res. Un equi­po ar­queo­ló­gi­co mues­tra que mi­les de años des­pués, en una de esas is­las, lla­ma­da Pe­dro González, los co­lo­nos pre­co­lom­bi­nos ca­za­ron has­ta su ex­tin­ción a un ve­na­do enano que la ha­bi­ta­ba.

Aque­llos pri­me­ros co­lo­nos in­dí­ge­nas lle­ga­ron por mar ha­ce 6.200 años a la pe­que­ña is­la. Per­ma­ne­cie­ron ocho si­glos: cul­ti­va­ban maíz y tu­bércu­los, pes­ca­ban, re­co­lec­ta­ban fru­tos y ca­za­ban ve­na­dos, za­ri­güe­yas, ñe­ques, igua­nas y cu­le­bras de gran ta­ma­ño, los prin­ci­pa­les de­pre­da­do­res.

“En 2008 en­con­tré un cal­cá­neo, un hue­so del to­bi­llo de los ve­na­dos. Era tan pe­que­ño que me di cuen­ta de que se tra­ta­ba de una po­bla­ción que pro­ba­ble­men­te ha­bía re­du­ci­do su ta­ma­ño a cau­sa del ais­la­mien­to”, co­men­tó Ri­chard Coo­ke, cien­tí­fi­co del Ins­ti­tu­to Smith­so­nian y coau­tor del es­tu­dio so­bre la ex­tin­ción ani­mal.

El ar­chi­pié­la­go de las Per­las se en­cuen­tra a unos 25 ki­ló­me­tros de la cos­ta pa­cí­fi­ca de Pa­na­má. Co­mo Char­les Dar­win des­cu­brió en las is­las Ga­lá­pa­gos, los ani­ma­les que que­dan ais­la­dos del con­ti­nen­te sue­len su­frir una re­duc­ción de ta­ma­ño en com­pa­ra­ción con sus pa­rien­tes con­ti­nen­ta­les de­bi­do a la com­pe­ten­cia por los li­mi­ta­dos re­cur­sos ali­men­ti­cios. Es­to de­bió de ocu­rrir en el ca- so de los ve­na­dos enanos en­tre el tiem­po en que la is­la que­dó ais­la­da y el de la lle­ga­da del pri­mer gru­po in­dí­ge­na.

Los ve­na­dos adul­tos que vi­vían en la is­la Pe­dro González ha­ce 6.000 años pe­sa­ban me­nos de diez ki­lo­gra­mos, ca­si lo mis­mo que un pe­rro me­diano.

El es­tu­dio de las hue­llas de co­lá­geno rea­li­za­do por el bio­quí­mi­co Mi­ke Buc­kley de la Uni­ver­si­dad de Man­ches­ter, in­fie­re que los ve­na­dos cu­yos hue­sos con 6.000 años de an­ti­güe­dad se ha­lla­ron en un ver­te­de­ro de desechos ali­men­ti­cios de la is­la de Pe­dro González no eran del co­no­ci­do cor­zo ro­jo ( Ma­za­ma ame­ri­ca­na), sino que per­te­ne­cen al mis­mo li­na­je de un ve­na­do más gran­de que to­da­vía se en­cuen­tra en la is­la de San José, ocho ki­ló­me­tros al sur. Por qué so­bre­vi­vió allí, es un mis­te­rio sin re­sol­ver.

Es­tos hue­sos de ve­na­do enano mues­tran mar­cas de con­su­mo hu­mano.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.