El mo­de­lo cu­bano atrae a las de­le­ga­cio­nes ex­tran­je­ras

Geo - - EN PORTADA -

Me­nos con­ta­mi­na­ción (la trac­ción ani­mal y las he­rra­mien­tas ma­nua­les han sus­ti­tui­do a los trac­to­res), me­nos trans­por­te (los ali­men­tos son pro­du­ci­dos, ven­di­dos y con­su­mi­dos lo­cal­men­te), más ve­ge­ta­ción y una ali­men­ta­ción más va­ria­da: en las ciu­da­des cu­ba­nas, el sue­ño de los ni­ble? Aho­ra que la is­la se abre al ca­pi­tal ex­tran­je­ro, na­da es me­nos se­gu­ro. “La li­be­ra­li­za­ción po­dría ha­cer que vol­vie­ran los pes­ti­ci­das y arrui­nar­lo to­do”, se in­quie­ta Egi­dio Páez Medina, el enér­gi­co pre­si­den­te de Ac­taf. Sin em­bar­go, mu­chos “gran­je­ros ur­ba­nos” creen que la agroe­co­lo­gía po­dría pro­por­cio­nar un buen fu­tu­ro a Cu­ba si el cor­sé del Es­ta­do, que fi­ja los pre­cios, se desata­ra por fin. En el im­pre­sio­nan­te or­ga­no­pó­ni­co de Ala­mar, al es­te de la ca­pi­tal, la su­per­fi­cie cul­ti­va­da se ha tri­pli­ca­do des­de 1997, y la pro­duc­ción se ha mul­ti­pli­ca­do por diez.

Se­gún Mi­guel Sal­ci­nes, su res­pon­sa­ble, “lo ideal se­ría que los pro­duc­tos bio­ló­gi­cos es­tu­vie­ran cer­ti­fi­ca­dos, es­to per­mi­ti­ría au­men­tar su pre­cio en los mer­ca­dos”. Una vi­sión que no sus­ci­ta una­ni­mi­dad. Mien­tras que el sue­ño de per­pe­tuar el mo­de­lo agroe­co­ló­gi­co cu­bano sí que es com­par­ti­do por to­dos: “¿En que otro país del mun­do las ciu­da­des prac­ti­can una agri­cul­tu­ra com­ple­ta­men­te bio­ló­gi­ca? En nin­guno”, con­clu­ye Egi­dio Páez Medina. “Es­ta ex­cep­ción es nues­tro ma­yor va­lor ”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.