Un ac­to de re­sis­ten­cia fren­te al cric­ket y el rugby in­gle­ses

Geo - - EN PORTADA -

En lo que res­pec­ta al hur­ling, la otra es­tre­lla de los deportes gaé­li­cos, se uti­li­za el mis­mo terreno de jue­go, hay el mis­mo nú­me­ro de jugadores e idén­ti­ca ma­ne­ra de mar­car los pun­tos, tam­bién la mis­ma du­ra­ción del jue­go. Sin em­bar­go, en lu­gar de ba­lón, se jue­ga con una pe­que­ña pe­lo­ta de cue­ro que se gol­pea con un hur­ley, un pa­lo de ma­de­ra de fresno. En am­bos deportes los equi­pos es­tán for­ma­dos por afi­cio­na­dos y no lle­van sus nom­bres en la equi­pa­ción. Or­gu­llo ir­lan­dés.

Al­gu­nos ma­nus­cri­tos co­pia­dos por mon­jes ir­lan­de­ses han per­mi­ti­do con­fir­mar que el hur­ling for­ma par­te de la cul­tu­ra na­cio­nal des­de el si­glo XIII. En lo que res­pec­ta al fútbol gaé­li­co, se pue­de ras­trear la pri­me­ra men­ción de un par­ti­do en un in­for­me de au­dien­cia del tri­bu­nal de Du­blín, fe­cha­do en 1308, en el que se juz­ga­ba al es­pec­ta­dor John McC­ro­can por ha­ber “gol­pea­do de mo­do ac­ci­den­tal al ju­ga­dor Wi­lliam Ber­nard”. Afor­tu­na­da­men­te, las cos­tum­bres se han sua­vi­za­do bas­tan­te des­de aquel en­ton­ces.

A lo lar­go de los años de pre­sen­cia bri­tá­ni­ca en Ir­lan­da, la prác­ti­ca de los deportes gaé­li­cos no ha ce­sa­do nun­ca. De he­cho, ha si­do con­si­de­ra­da co­mo un ac­to de re­sis­ten­cia fren­te al cric­ket y el rugby, emi­nen­te­men­te bri­tá­ni­cos. Los in­gle­ses com­pren­die­ron en­se­gui­da el

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.