LOS NEOYORQUINOS, ENLOQUECIDOS CON LAS AZOTEAS

Geo - - CUANDO LA META ES EL PROPIO CAMINO -

Vein­te pi­sos por en­ci­ma de la Quin­ta Ave­ni­da, el 230 Fifth es el más gran­de y uno de los más cé­le­bres roof­top bar de la ciu­dad. Los clien­tes, que acu­den en gran nú­me­ro a to­mar un brunch los fi­nes de se­ma­na o una co­pa al caer la no­che tras la jor­na­da la­bo­ral, co­mo en la fo­to, pue­den dis­fru­tar de una vis­ta iné­di­ta e in­creí­ble so­bre la To­rre Chrys­ler y el Em­pi­re Sta­te Buil­ding. Es po­si­ble tam­bién re­ser­var to­do el lu­gar pa­ra even­tos pri­va­dos. En in­vierno, la ins­ta­la­ción de iglús de plás­ti­co per­mi­te a la clien­te­la ad­mi­rar el pa­no­ra­ma y man­te­ner el am­bien­te cá­li­do. Y no so­lo ba­res y res­tau­ran­tes –un cen­te­nar de ellos en la ac­tua­li­dad– cre­cen so­bre los te­ja­dos y te­rra­zas de los edi­fi­cios de la Gran Man­za­na. Tam­bién se han apo­de­ra­do de las azoteas jar­di­nes, huer­tos, con­cier­tos, ins­ta­la­cio­nes ar­tís­ti­cas, pro­yec­cio­nes de pe­lí­cu­las, mi­ni­golfs, pe­di­cu­ras y cur­sos de yo­ga or­ga­ni­za­dos por la fa­mo­sa es­cue­la de dan­za Al­vin Ai­ley, s. To­dos han con­tri­bui­do a de­mo­cra­ti­zar las al­tu­ras, an­tes re­ser­va­das a la éli­te ur­ba­na.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.