¿Se in­ves­ti­gan y per­si­guen las ma­fias que tra­tan con se­res hu­ma­nos?

Geo - - ENTREVISTA -

tos, que son co­mo cár­ce­les con mi­llo­nes de per­so­nas; no­so­tros las es­ta­mos pa­gan­do. Nues­tros im­pues­tos, nues­tro Es­ta­do da di­ne­ro a la Unión Eu­ro­pea pa­ra es­tas pri­sio­nes. Y la me­jor ma­ne­ra de so­lu­cio­nar ese pro­ble­ma es dar la po­si­bi­li­dad a esa gen­te de cir­cu­lar y pro­du­cir pro­ve­cho eco­nó­mi­co por­que cuan­do la gen­te en­tra en el país tra­ba­ja y ge­ne­ra di­ne­ro. Las ma­fias son mul­ti­na­cio­na­les que ga­nan más di­ne­ro que las del trá­fi­co de dro­ga y ar­mas. Es un mun­do muy pe­li­gro­so por­que las ma­fias se dan cuen­ta de que ca­da vez se in­ves­ti­ga más so­bre ellas y cas­ti­gan a los in­ves­ti­ga­do­res. Las mu­je­res y los ni­ños vi­ven si­tua­cio­nes dra­má­ti­cas por­que su­fren vio­la­cio­nes y abu­sos se­xua­les. A ve­ces es el pre­cio que pa­gan a las ma­fias por el pa­sa­je. A las mu­je­res les di­cen que si tie­nen un hi­jo en Fran­cia no las ex­pul­sa­rán por­que el ni­ño es fran­cés. Hay ma­tri­mo­nios fal­sos con los ma­fio­sos. En es­te mun­do, el ser hu­mano pue­de ser muy per­ver­so. Es un mun­do bár­ba­ro, don­de ocu­rre lo más ho­rro­ro­so.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.