La ma­yor de­li­cia gas­tro­nó­mi­ca: el úte­ro de cer­da

Geo - - EDITORIAL GEORREPORTEROS NOTICIAS GRAN REPORTAJE E -

Se han des­trui­do de­ma­sia­das cons­truc­cio­nes an­ti­guas, so­bre to­do las del prin­ci­pio del si­glo XX o las de los años 1950, edi­fi­ca­das por ini­cia­ti­va del ar­qui­tec­to cam­bo­yano Vann Moly­vann, con­si­de­ra­do en su mo­men­to co­mo uno de los ar­qui­tec­tos más in­no­va­do­res del mun­do”. La di­ver­si­dad so­cial, uno de los en­can­tos de la ciu­dad, va des­apa­re­cien­do pro­gre­si­va­men­te. Los tra­ba­ja­do­res po­bres se han te­ni­do que mu­dar a los su­bur­bios y vi­ven api­ña­dos en edi­fi­cios en rui­na.

¿Sig­ni­fi­ca es­to que to­do es­tá per­di­do pa­ra Ph­nom Penh? No del to­do. La ciu­dad fue co­rrec­ta­men­te con­ce­bi­da, en­tre 1863 y 1930 por los fran­ce­ses, que tra­za­ron la ur­be en ba­se a un plan or­to­go­nal o aje­dre­za­do. El fre­ne­sí cons­truc­tor aún no ha des­trui­do el es­pí­ri­tu de una ciu­dad que con­ser­va su en­can­to an­ti­cua­do y cos­mo­po­li­ta. Re­co­rrien­do a pie la ciu­dad, uno no de­ja­rá de ma­ra­vi­llar­se con el es­pec­tácu­lo callejero. Po­drá re­des­cu­brir el Ph­nom Penh del Pro­tec­to­ra­do fran­cés, al­re­de­dor de la mon­ta­ña de Wat Ph­nom, así co­mo la pla­za de Co­rreos de la épo­ca co­lo­nial y el mí­ti­co ho­tel Le Ro­yal, que per­te­ne­ce aho­ra a la ca­de­na de lu­jo Raf­fles... Otro pa­seo in­tere­san­te: el cir­cui­to si­tua­do en­tre el an­ti­guo mer­ca­do (Psar Chaa) y el mer­ca­do cen­tral (Psar Kan­da), don­de se pue­de de­gus­tar la so­pa de arroz tra­di­cio­nal acom­pa­ña­da de hue­vos sa­la­dos y co­di­llo de cer­do, o la ma­yor de­li­cia gas­tro­nó­mi­ca, el úte­ro de cer­da, que sir­ven los res­tau­ran­tu­chos chi­nos de la zo­na.

Pe­ro de­bi­do a la es­pe­cu­la­ción in­mo­bi­lia­ria, re­sul­ta di­fí­cil ima­gi­nar con op­ti­mis­mo el fu­tu­ro de la ciu­dad. “Su po­bla­ción, que al­can­za ofi­cial­men­te 1,5 mi­llo­nes de ha­bi­tan­tes pe­ro que lle­ga se­gu­ra­men­te has­ta los 2 mi­llo­nes, se du­pli­ca­rá de aquí a 2030”, nos ex­pli­ca Van­nak Seng, di­rec­tor ad­jun­to de ur­ba­nis­mo de la mu­ni­ci­pa­li­dad de Ph­nom Penh. “Que­da mu­cho por ha­cer pa­ra in­ven­tar el Ph­nom Penh de los si­glos ve­ni­de­ros.”

En efec­to, la ca­pi­tal cam­bo­ya­na no cuen­ta prác­ti­ca­men­te con trans­por­tes pú­bli­cos, so­lo con ape­nas tres lí­neas de au­to­bús inau­gu­ra­das en 2005. Y el Go­bierno dio a en­ten­der que de­ja­rá que el sec­tor pri­va­do y la ayu­da in­ter­na­cio­nal se en­car­guen de cons­truir las ca­rre­te­ras.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.