JOR­GE LUIS BOR­GES

Geo - - ICONO -

Po­dría ser uno de sus cuen­tos. Los ingredientes es­tán ahí: una gra­ba­ción clan­des­ti­na, una do­na­ción ines­pe­ra­da, una carambola del des­tino. Pe­ro no lo es. Por suer­te, por­que es­ta his­to­ria pa­re­ce fic­ción pe­ro es tan real co­mo su pro­ta­go­nis­ta: Jor­ge Luis Bor­ges (1889-1986). El epi­so­dio se re­mon­ta a 1965, cuan­do el es­cri­tor ar­gen­tino im­par­tió en Bue­nos Ai­res unas con­fe­ren­cias so­bre los orí­ge­nes del tan­go. La re­so­nan­cia de las char­las no de­be­ría ha­ber ido más allá de la sa­la en la que tu­vie­ron lu­gar, pe­ro una gra­ba­ción ines­pe­ra­da las con­ser­vó pa­ra siem­pre. El pro­ble­ma es que las cin­tas, re­gis­tra­das en un mag­ne­tó­fono por un emi­gran­te es­pa­ñol, es­tu­vie­ron per­di­das has­ta 2013, cuan­do el es­cri­tor Ber­nar­do At­xa­ga las en­con­tró. Es su re­co­pi­la­ción la que aho­ra pu­bli­ca la editorial Lu­men en for­ma de li­bro. En sus pá­gi­nas iné­di­tas (que in­clu­yen las gra­ba­cio­nes ori­gi­na­les de las con­fe­ren- cias a tra­vés de un có­di­go QR) se des­cu­bre no so­lo al Bor­ges lú­ci­do y ocu­rren­te de siem­pre, sino sus sor­pren­den­tes y des­co­no­ci­das opi­nio­nes acer­ca de los orí­ge­nes del tan­go, al que con­si­de­ra­ba un sím­bo­lo de fe­li­ci­dad y no de tris­te­za. De él di­rá que su raíz no es po­pu­lar, que no sur­gió en los ba­rrios ba­jos co­mo tra­di­cio­nal­men­te se ha creí­do, sino que su pro­ce­den­cia es in­fa­me y clan­des­ti­na, na­ci­da de los pros­tí­bu­los don­de gen­tes de to­dos los orí­ge­nes bus­ca­ban en­tre­te­ni­mien­to. Des­mon­ta tam­bién el maes­tro ar­gen­tino el mi­to de Car­los Gar­del, al que acu­sa de al­te­rar el es­pí­ri­tu de la mú­si­ca, al tiem­po que re­cha­za la te­sis ex­ten­di­da de que el tan­go se hi­zo las­ti­me­ro con los emi­gran­tes del ba­rrio ita­liano de La Bo­ca. Pa­ra Bor­ges, la ex­pan­sión mun­dial de es­ta mú­si­ca se pro­du­ce en el año 1910, cuan­do Bue­nos Ai­res era to­da­vía “la ca­pi­tal de un país cre­cien­te, don­de la po­bre­za era una cues­tión de una ge­ne­ra­ción, a lo su­mo”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.