El vino fue el prin­ci­pal le­ga­do de los car­tu­jos en el Prio­rat tras seis si­glos de es­tan­cia

Geo - - EVASIÓN -

En el año 1194 lle­ga­ron a la zo­na mon­jes car­tu­jos fran­ce­ses, que fun­da­ron a los pies de los acan­ti­la­dos su pri­mer mo­nas­te­rio en to­da la pe­nín­su­la Ibé­ri­ca, la Car­tu­ja de Es­ca­la­dei (“es­ca­le­ra ha­cia Dios”). La co­mu­ni­dad –65 miem­bros en su épo­ca de es­plen­dor, en el si­glo XVI– go­ber­nó co­mo se­ñor feu­dal es­tas tie­rras, que des­de en­ton­ces lle­van el nom­bre de su prio­ra­to. Con la des­amor­ti­za­ción de 1835, los frai­les tu­vie­ron que aban­do­nar un con­jun­to ar­qui­tec­tó­ni­co im­po­nen­te del que hoy ape­nas se con­ser­van unas po­cas rui­nas: de in­me­dia­to, la po­bla­ción sa­queó y arra­só el mo­nas­te­rio, que per­ma­ne­ció aban­do­na­do du­ran­te 140 años. Ac­tual­men­te es ob­je­to de un len­to y la­bo­rio­so pro­gra­ma de res­tau­ra­ción. “Del claus­tro me­nor hu­bo que re­ti­rar tres me­tros de es­com­bros, y la fuen­te es­ta­ba par­ti­da en 500 pe­da­zos”, ex­pli­ca el guía Ri­card Gil mien­tras los mues­tra.

Pe­ro el prin­ci­pal le­ga­do que de­ja­ron los car­tu­jos tras su es­tan­cia de seis si­glos en el Prio­rat fue el vino, un cul­ti­vo que tra­je­ron de Fran­cia y que hoy pa­sea el nom­bre de es­te te­rri­to­rio por to­do el mun­do: en sus vi­ñe­dos se ges­tan al­gu­nos de los cal­dos más va­lo­ra­dos (y caros) del pla­ne­ta gra­cias al em­pu­je de em­pren­de­do­res co­mo Josep Lluís Pérez, Ál­va­ro Palacios o Re­né Bar­bier.

Cuan­do ellos dos lle­ga­ron, du­ran­te los años ochen­ta del pa­sa­do si­glo, la co­mar­ca, una de las más po­bres y atra­sa­das de Ca­ta­lu­ña, es­ta­ba en pro­gre­si­vo pro­ce­so de des­po­bla­mien­to y sus úni­cas cua­tro bo­de­gas se de­di­ca­ban a ven­der vino pe­león a gra­nel. En la ac­tua­li­dad son más de 150, de la De­no­mi­na­ción de Ori­gen Cua­li­fi­ca­da (DOC, so­lo hay dos en Es­pa­ña) Prio­rat, que tie­ne 106 bo­de­gas, y la DO Mon­tsant, que cuen­ta con 56.

Uno de los se­cre­tos de es­tos vi­nos es la lli­co­re­lla, un ti­po de pi­za­rra en la que las vi­des hun­den sus raí­ces. El otro es la sed que pa­san las plan­tas: “El vino del Prio­rat es co­mo es por­que no te­ne­mos agua”, se­ña­la Ser­gi Mén­dez, de la bo­de­ga Joan Ametller –sie­te ge­ne­ra­cio­nes cul­ti­van­do vi­ñe­dos a 700 me­tros de al­ti­tud–, el pri­mer día de la ven­di­mia, ade­lan­ta­da es­te año por el ca­lor. Los ren­di­mien­tos son ba­jos pe­ro la ca­li­dad, ex­cep­cio­nal.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.