El Le­xus LS re­pre­sen­ta la evo­lu­ción de la mar­ca

Geo - - NOTICIAS -

Omán. Tras 500 ki­ló­me­tros de test dri­ve en un so­lo día, con­ver­sa­mos con Leo Car­luc­cio, di­rec­tor de Le­xus Es­pa­ña. Que­re­mos sa­ber sus imprsio­nes tras un año di­ri­gien­do la mar­ca. Tam­bién có­mo se en­fren­ta Le­xus a los grandes cam­bios en el seg­men­to Pre­mium y có­mo res­pon­de a las ne­ce­si­da­des de los clien­tes con al­to po­der ad­qui­si­ti­vo. GEO Un año en Es­pa­ña: ¿qué en­con­tras­te al lle­gar, dón­de es­tá aho­ra y dón­de cree po­si­ble lle­gar?

Leo Car­luc­cio Soy afor­tu­na­do, a mi lle­ga­da en­con­tré la mar­ca con­so­li­da­da en cre­ci­mien­to, con una red sú­per pro­fe­sio­nal y mo­ti­va­da.El gran re­to pa­ra es­te ejer­ci­cio pa­sa­do era, por tan­to, se­guir en la sen­da del cre­ci­mien­to del año an­te­rior, que era un pe­rio­do de tran­si­ción de pro­duc­to. Fi­nal­men­te he­mos ter­mi­na­do el ejer­ci­cio muy con­ten­tos, pa­san­do de ven­der 5.700 uni­da­des en 2016 a 6.100 en 2017.Y eso sin no­ve­dad de pro­duc­to, man­te­nien­do la mis­ma red. Es­te cre­ci­mien­to se de­be, en mi opi­nión,al in­te­rés por la mar­ca y por las nue­vas tec­no­lo­gías hi­bri­das. ¿Dón­de quie­ro lle­gar con la mar­ca? Bueno, nues­tro sue­ño, tan­to mío co­mo del equi­po Le­xus Es­pa­ña, es lle­gar a las 10.000 uni­da­des en 2020, qui­zás sea in­clu­so po­si­ble en 2019. Las ac­cio­nes de Le­xus son muy de­fi­ni­das y di­fe­ren­cia­das. ¿Qué bus­ca con ellas? Ha­ce tres años nos pro­pu­si­mos un nue­vo re­to ba­sa­do en cua­tro pi­la­res fun­da­men­ta­les: ca­li­dad de pro­duc­to, tec­no­lo­gía hi­bri­da, tra­to ex­ce­len­te al clien­te y un di­se­ño mo­derno más rompe­dor. Des­pués aña­di­mos un quin­to ele­men­to: ex­pli­car al pú­bli­co esas ex­pe­rien­cias úni­cas que he­mos lla­ma­do“ama­zing ex pe­ri en ce ”. Que­re­mos to­car el co­ra­zón del clien­te, con­se­guir que re­cuer­de lo que le ha­ce­mos sen­tir,no tan­to lo que le de­ci­mos. Que­re­mos ser una mar­ca de es­ti­lo de vi­da,trans­mi­tir sen­ti­mien­tos. En po­cas pa­la­bras, que­re­mos que nues­tros clien­tes vean Le­xus no co­mo su mar­ca de co­che fa­vo­ri­ta, sino co­mo su mar­ca de es­ti­lo de vi­da fa­vo­ri­ta. De ahí na­cen las ini­cia­ti­vas a ni­vel glo­bal. Tam­bién nues­tras ac­cio­nes, in­ter­pre­ta­cio­nes y co­la­bo­ra­cio­nes a ni­vel lo­cal,co­mo la que desa­rro­lla­mos con In­ma Sha­ra, con el Res­tau­ran­te Ka­bu­ki o nues­tro re­cien­te es­pa­cio Le­xus en Ma­drid (en bre­ve en Barcelona). Tra­ta­mos ir más allá de la que su­po­ne la ex­pe­rien­cia del co­che. ¿Có­mo es el di­se­ño del nue­vo Le­xus, el LS500h? En el pa­sa­do se nos cri­ti­có por di­se­ñar co­ches con­ser­va­do­res que apor­ta­ban po­co al seg­men­to Pre­mium. Sin em­bar­go,des­de ha­ce cua­tro años he­mos da­do un vuel­co a es­ta si­tua­ción de la mano de nues­tro pre­si­den­te Akio To­yo­da. Con la idea en men­te de“nun­ca más abu­rrir”he­mos lan­za­do los mo­de­los IS, RC y NX. To­dos mues­tran un di­se­ño rompe­dor y atre­vi­do.A día de hoy,con es­ta nue­va ima­gen con­so­li­da­da, he­mos con­se­gui­do re­ju­ve­ne­cer la mar­ca. Se sue­le de­cir que úl­ti­ma tec­no­lo­gía es igual a lu­jo. ¿Qué es lu­jo pa­ra Le­xus tras el lan­za­mien­to del LS500h? Con el LS tra­ta­mos de adap­tar­nos a un nue­vo clien­te más exigente en su con­cep­ción del lu­jo. Pa­ra él, el pre­cio no es im­por­tan­te; lo que im­por­ta es la ex­clu­si­vi­dad, el tra­to per­so­na­li­za­do. El LS 500h, ade­más de es­to, apor­ta so­fis­ti­ca­ción, un di­se­ño van­guar­dis­ta. El mo­de­lo LS es­tá en lí­nea con el con­cep­to ja­po­nés“mot en as­hi ”, que con­sis­te ent an­ti­ci­par­las ne­ce­si­da­des de los clien­tes. Por eso bus­ca­mos ex­pe­rien­cias asom­bro­sas en las que el con­te­ni­do emo­cio­nal sea un pi­lar fun­da­men­tal. Lo es­ta­mos con­si­guien­do. 28 años de his­to­ria y cin­co ge­ne­ra­cio­nes de LS. ¿Có­mo se han adap­ta­do al con­cep­to y el clien­te Pre­mium? He­mos pa­sa­do de un pro­duc­to pu­ra­men­te ra­cio­nal y fia­ble a otro emo­cio­nal,don­de el di­se­ño y la per­so­na­li­za­ción son bá­si­cos. El LS re­pre­sen­ta la evo­lu­ción de la mar­ca. Y sin em­bar­go el seg­men­to de las ber­li­nas su­fre. ¿Có­mo lo afron­tan? Las ber­li­nas su­fren por la fie­bre del SUV. Eso es­tá cla­ro. Pe­ro el mo­de­lo LS cu­bre un pa­pel fun­da­men­tal co­mo bu­que in­sig­nia de Le­xus, de nues­tra tec­no­lo­gía y nues­tro di­se­ño. El LS es más un coupé, un ver­da­de­ro de­por­ti­vo con cin­co puer­tas y más de cin­co me­tros.

El in­te­rior del nue­vo Le­xus LS 500 h aú­na ele­gan­cia e ins­pi­ra­ción. Las lí­neas de su con­so­la mues­tran el le­ga­do cul­tu­ral ja­po­nés y el em­pleo del Ki­ri­ko, el ar­te tra­di­cio­nal del ta­lla­do y es­mal­ta­do del cris­tal desa­rro­lla­do du­ran­te más de 500 años. El clien­te del nue­vo LS se aden­tra así en una nue­va di­men­sión del lu­jo y la ex­clu­si­vi­dad. AR­TE JA­PO­NÉS

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.