FO­TO­RRE­POR­TE­RO

Geo - - SUMARIO -

Im­pac­tan­tes imá­ge­nes de gran­des fo­tó­gra­fos na­cio­na­les e in­ter­na­cio­na­les.

Esa pa­re­ce ser al me­nos la ac­ti­tud de es­te go­ri­la de mon­ta­ña, una de las es­pe­cies más ame­na­za­das en la lis­ta de la Unión In­ter­na­cio­nal pa­ra la Con­ser­va­ción de la Na­tu­ra­le­za (IUCN). Lo cu­rio­so del ca­so de es­tos ani­ma­les es que ra­ra vez son aba­ti­dos por los ca­za­do­res furtivos. La cau­sa de sus ma­les sue­le ra­di­car en las tram­pas y los ve­ne­nos su­pues­ta­men­te di­ri­gi­dos con­tra otras es­pe­cies. Has­ta no ha­ce mu­cho tiem­po fue­ron per­se­gui­dos pa­ra con­se­guir su ca­be­za, sus ma­nos y sus pies, que eran ven­di­dos a co­lec­cio­nis­tas. Las crías, a su vez, so­lían ven­der­se a los zoos, los in­ves­ti­ga­do­res o sim­ple­men­te a gen­te que que­ría te­ner­las co­mo mas­co­tas. Los es­fuer­zos de con­ser­va­ción de los úl­ti­mos tiem­pos han co­men­za­do a dar fru­tos, lo que se ha tra­du­ci­do en un in­cre­men­to de la po­bla­ción de los go­ri­las de mon­ta­ña en lu­ga­res co­mo el Par­que Na­cio­nal de Vi­run­ga, en la Re­pú­bli­ca De­mo­crá­ti­ca del Congo, y en el tam­bién Par­que Na­cio­nal de Bwin­di, en Ugan­da. El fo­tó­gra­fo Ch­ris Sch­mid to­mó es­ta fo­to­gra­fía des­pués de que es­te gran ma­cho de es­pal­da pla­tea­da tra­ta­se de ha­cer­le en­ten­der su con­di­ción de vi­si­tan­te. Des­pués se sen­tó tran­qui­la­men­te, le mi­ró y... sí, le de­jó cla­ro que exis­tía.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.